Al rico Cupcake

*Play it loud!

Esto de la cocina es un poco adictivo (y os lo dice alguien que hasta hace un par de años sólo contribuía al mundo culinario como pinche cortadora de verduras). No voy a dármelas de lo que no soy y confieso que lo de cocinar a diario puede darme muchísima pereza, sobre todo preparar el tupper para el trabajo (suspiro). No soy de las que cocina para toda la semana y congela. Por lo general improviso mucho y en la nevera siempre hay alguna pizza del “Merca”, muy socorridas en noches de vagancia infernal, y algún algún que otro menú cortesía de mi fantástica suegra ;).

Otra cosa es que me enamore de una receta y tenga que hacerla sí o sí. Últimamente me pasa con lo dulce (como ya os conté en el post de las galletas, aquí), por lo que embaucarme en el mundo de los cupcakes era sólo cuestión de tiempo. Así que con éstas vengo hoy, a enseñaros el resultado de esta aventura.

El día de mi estreno, tuneé alguno de los ingredientes a mi manera y utilicé mucho cacharro del chino (medida preventiva en caso de que mi hazaña resultase un desastre y no me quedasen ganas de repetir). Como resultado, los papeles de las magdalenas no encajaron bien y éstas no subieron todo lo que debían. Eso sí de sabor estaban bien buenas, he de decir. Aunque con más consistencia de bizcocho que de muffin. Aquí el resultado:

cupcakes1.001

cupcakes2.001

La experiencia me motivó y al poco tiempo decidí probar de nuevo, aunque esta vez  me preparé bien y pasé antes por Cakelandia, una preciosa tienda-taller en la que, si no entras con las ideas claras, corres el peligro de dejarte medio jornal. Buceando por Internet, me topé con unos cupcakes decorados con fondant en forma de iconos del iPhone (aquí) y pensé que sería una sorpresa graciosa para mi Señor Wayne. A hacer éstas me ayudo mi mamá y la receta la encontré en CharHadas, y esta sí os la paso porque salieron genial :).

cupcakes3.001

Una vez cocinada la magdalena, llegó el momento clave: hacer los dibujitos con el fondant. Esta tarea requiere maña y mucha paciencia, ya que tienes que mezclar la pasta con los colorantes hasta dar con el tono que buscas, amasar e ir pegando. Es como trabajar con plastilina.

cupcakes5.001

Y al final, después de unas cuantas horitas en la cocina… ¡Tachán! Así quedaron mis primeros cupcakes con fondant. Como todo en la vida, son mejorables, pero he de decir que acabé muy contenta con el resultado. Y ya sé que puede dar un poco de pena comérselas, pero nos la merendamos bien a gusto y estaban aún más ricas que las anteriores.

cupcakes4.001

cupcakes6.001

Como buena hija, en casa de mis padres también dejé unas cuantas, aunque éstas sin dibujitos. Mezclé el frosting de queso con unas gotitas de color rojo con la intención de darles un tono rosa pastel, pero me quedaron más como el dulce de la Pantera Rosa.

cupcakes7.001

Como veis, yo el tema del frosting ni con manga pastelera ni nada. A mí los churritos preciosos de crema no me salen, y eso que para estas últimas hasta pesé las cantidades. Así que si tenéis una receta apañada que queráis compartir, yo encantada, seguro que para la próxima me ayuda un montón.

Y ahora, ¡a comerse la semana!

fin post-

Anuncios

7 comentarios en “Al rico Cupcake

  1. Pues para ser los primeros te quedaron bien chulos!!! Yo no tendría paciencia para hacer los iconitos del iphone..uff..! Que originales!
    pd: doy fé de que tus cupcakes están de muerte!

¡Si te ha gustado, comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s