Proyecto maceta, toma cuarenta… ¡Acción!

*Play it Loud!

No sé cuidar plantas. Lo reconozco. Soy un auténtico desastre y jamás he conseguido que una sobreviva bajo el mismo techo que yo. Eso que cuentan, que de tal palo tal astilla, falso. Tendríais que ver el maceto-huerto que mis padres tienen en casa. Ya lo quisieran muchos. Y no es sólo de los que decora, sino que, además, alimenta. Desde que alcanzo a recordar, mi madre siempre ha tenido el balcón lleno de flores bonitas: gitanillas, geranios, rosas y otras cuantas que mi cerebro, negado en estos asuntos, jamás aprendió.

Lo he intentado en unas cuantas ocasiones, y de verdad que mi intención es buena, pero hasta la fecha he fracasado por goleada. Hace ya unos cuantos años, cuando vivía en Londres, en uno de esos momentos cruciales de la vida en los que te preguntas de dónde vienes y a dónde vas, me propuse el reto de cuidar una planta. Un arbolito. Lo compré en el precioso mercado de Spitafields, y llegué a casa con el corazón lleno de esperanza y una misión por cumplir. A los pocos días, como mi casa era muy oscura, lo saqué al patio para que le diera un poco la luz. Lo encontré varios meses después, cuando volví a salir para jugar con la nieve después de una tormenta de frío polar. Pero ya no era mi arbolito, sino un puñado de ramas secas.

Antes y después de aquello, más de lo mismo. Si hasta se me ha secado un aloe vera, y eso que tira a cactus. Pero he decidido que esto tiene que cambiar. Así que tras pasar por casa de mis padres estas navidades, me traje conmigo una nueva planta. La planta. Es menta y me va a venir de perlas para la hora del té, por ejemplo. Con la intención de cogerle más cariño, compre un tiesto de cerámica blanca y algunos rotuladores para decorarla (y así, de paso, cumplir con uno de mis propósitos felices de este 2014: probar nuevas técnicas).

Lo que veis a continuación es el resultado obtenido tras mezclar una primera vez, grandes dosis de improvisación,  un pulso no apto para ladrones de panderetas y la poca movilidad que aporta pintar una maceta con la planta ya dentro (también soy un poco borrica…).

macetero cerámica final.001

macetero cerámica proceso.001

macetero cerámica final 2.001

¿Qué os parece? ¿No se merece que la cuidemos con mucho cariño?

fin post-

Anuncios

6 comentarios en “Proyecto maceta, toma cuarenta… ¡Acción!

¡Si te ha gustado, comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s