Verano, ven ya…

Ganas de verano_

#PlayItLoud!

Soy más de verano que de invierno. Lo reconozco. Y mira que cuando se acerca noviembre, y por aquí abajo seguimos en manga corta y sandalias, despotrico y le pido al universo que nos mande un poquito de frío para poder colocarme el abrigo, los pañuelos (mi prenda estrella, no me verás sin uno, a no ser que haga cuarenta grados a la sombra), el gorro, las botas… Pero es como esa ilusión infantil que sentíamos con la vuelta al cole: efímera. La felicidad que daba estrenar libretas, estuches y pilots de mil colores (y qué manía se le cogía a quien más tenía). Y el ansia por que te mandaran deberes. Los primeros días volvías a casa feliz de la vida, te esforzabas por plasmar tu mejor caligrafía y hasta subrayabas los títulos en distintos colores. Un par de semanas después, llegabas a clase con la libreta emborronada suplicándole a tu amiga la aplicada que te dejase copiar las tareas.

Pues igual con el frío. A mí con un par de meses me sobra (y ya es mucho). Y ahora que los primeros signos de la primavera empiezan a asomar y las ganas de verano se multiplican por mil millones, una sale a la calle y se da cuenta de que lo que tenemos de momento no es la estación de las flores, con su temperatura agradable, que permite dejar la chaqueta en casa, sino el tiempo de los locos. Ese en el que te pongas lo que te pongas, nunca aciertas. Si hace sol y sales con menos ropa, te acabas pelando de frío. Si llueve y sacas el chubasquero y las botas de agua, una hora después parece agosto.

Sólo espero que este año el verano no tarde tantísimo en llegar como el año pasado, que a 21 de junio parecía otoño (y no estoy exagerando, si hacéis un poco de memoria seguro que lo recordáis). Así que yo, a modo danza del sol, quiero compartir con vosotros algunos pensamientos felices que se me vienen a la cabeza cuando pienso en el verano:

  • El piestureo. ¡Y qué bien sienta! Adoro pintarme las uñas de los pies cuando ya puedes lucirlos y hundirlos en la arena de la playa, acercarte a la orilla y sentir ese escalofrío que da el contacto con el agua helada del Mediterráneo (y que conste que todo esto es desde antes de la era Instagram).
  • Perderme en un libro. Bajarme a la piscina con la toalla y una buena historia, de esas que consiguen que te olvides del día, de la hora y hasta del mundo. Disfrutar de esas rachas en las que te zampas tres libros en una semana.
  • Terracear. Hacer un alto en el camino para disfrutar de una buena cervecita al sol, con unas aceitunas, unas tapas y la mejor compañía del mundo.
  • Trasladar la oficina al balcón. Porque por muy mona que haya dejado yo la pared que tengo delante de mis narices en el estudio, sentarse al aire libre y, a lo lejos, incluso ver el mar, como que sienta mejor.
  • Gin-tonics que parecen macetas. Sí, soy una enamorada de los gin-tonics, y quiero pensar que no es consecuencia de la fiebre que ha entrado por esta bebida, que hace que a veces nos la cobren a precio de riñón. Una noche de verano, buenas amigas, algo de música y una copa de balón en la mano. Eso es vida.

Y pensando mucho en esto, además de ahuyentar cualquier pensamiento maligno, igual consigo que que el satélite Meteosat ese se ponga de mi parte y nos mande unas cuantas fotillos de anticiclones permanentes, para que pronto podamos deshacernos de las mil capas de cebolla y lucir nuestra piel al sol (siempre con precaución).

Y vosotros, ¿me contáis que os sugiere el verano?

¡Feliz fin de semana!

fin post-

Anuncios

9 comentarios en “Verano, ven ya…

  1. Yo la verdad que más que el verano, lo que deseo es que llegue el buen tiempo (y ya llevamos 2 semanas de eso, aunque por lo visto esta semana va a cambiar). Por aquí ni playa ni piscina, así que lo que deseo es guardar los abrigotes y jerseys y pasar a vestidos, camisetas, chaquetitas,…; dejar de andar rápido por la calle con la cabeza baja, las manos en los bolsillos y los hombros encojidos deseando llegar a donde vamos, y empezar a pasear, disfrutar de la alegría de la calle, descubrir nuevos callejones, de las terrazas llenas de gente, mirada en alto, fachadas, balcones floreados, balcones con mesitas, mirar al cielo,… Disfrutar de la claridad del día, nada de que anochezca a las 17.00. Y por supuesto ir de vacaciones ya sea donde está la familia o a un lugar desconocido. Disfrutar con y de aquellos que quieres y no ves tan amenudo… Y mil cosillas más.

    Besotes,

    Lili

    • Ah, se me olvidaba. Ypasear y disfrutar de los parques, de hacer picnics, ya sean bien organizados o improvisados; y hablando de bebidas, por aquí se lleva mucho el vino rosado en esta época, y la verdad que en los días buenos no entra nada mal.

      • Muy buena tu lista de cosas veraniegas. Me las apunto todas. Por aquí llevamos un par de días maravillosos y yo hoy me he regalado la mañana para darme un paseo por tu pueblo y descubrir esos rincones y callecitas a los nunca se les presta atención. ¡Feliz de la vida!
        ¡Besitos!

  2. Chica que ganitas de verano me han entrado!!!! Y eso que por Levante no nos podemos quejar que hemos tenido dos días de frío, aunque buenoooo aún queda toda la primavera que como bien dices es tiempo de locos.

    • Pues sí, pero al menos nos regala días como el de hoy, en los que una se plantea incluso si coger la toalla y escaparse a la playa a leer un rato bajo el sol. Ya falta menos y a mí el solecito me da la vida :)
      Un besote.

  3. Playa, mojitos, cervezas, gintónics, playa, sol, mojitos, cerveza, gintónics….ay, he entrado en bucle! Mi sueño secreto es irme a una playa exótica a montar un chiringuito chill out y vivir todo el año en un verano eterno…sin tráfico, sin ciudad, sin prisas, sin frío, sin estar pendiente de una llamada de trabajo…así que si un día me pierdo probablemente me encontréis en un lugar playero. Soy carne de verano :P

    • Me gusta tu plan. Antes de escaparte, si eso avisa, que seguramente me vaya contigo :) Podemos montar una tiendecita artesanal en ese chiringuito chill out y vivir de maravilla ;)

  4. Yo me quedo con todo lo que trae el verano, menos con algunas cosas que me fastidian un monton!!!!! Como los dichosos mosquitos (que solo me pican a mi), el calor bochornoso de la noche que no puedes dormir y sobre todo la hinchazon de las piernas (con lo que eso duele). Pero por lo demas lo prefiero al frio ivierno .♡♡♡♡♡♡

    • Y además el invierno trae gripes, y a ti te tienen cariño :P Aquí hoy hace un día… como que me he cogido la mañana libre y he salido a pasear. El sol da vitaminas y ahora tengo las pilas cargadas. ¡Así que a currar!
      ¡Besitos!!

¡Si te ha gustado, comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s