El premio gordo

#ElGordo#PlayItLoud!

El 22 de diciembre tiene una banda sonora concreta desde que tengo uso de razón. Es de esos días en que todas las cadenas emiten lo mismo y recorres la casa, de la habitación a la cocina, del salón a la terraza con ese soniquete metido en la cabeza, canturreando al son de los niños de San Ildefonso, “Miiiiiil euroooooos”. Con una mezcla de nervios y redención peleando en el estómago, porque cuesta mucho creer que serás de los afortunados que baje a la calle a brindar con champán y al menos tienes la esperanza de que toque una pedrea y te puedas pegar una buena cena sin tener que apretarte más el cinturón. O la devolución, para que así compres un nuevo numerito para el sorteo de El Niño.

Al final puede que pase lo que casi cada año y tras comprobar los números veas que el tuyo no tiene premio y te alegres por los que sí lo han ganado, sobre todo cuando cae en zonas pobres, y te digas eso de que habrá que seguir jugando (aunque yo invierto poco en la lotería). De cualquier manera, el 22 de diciembre siempre me deja una sensación dulce y familiar, aunque no llueva ni un céntimo, es una mezcla de tradiciones y recuerdos, el pistoletazo de salida a la Navidad, las reuniones familiares, sean multitudinarias o pequeñitas, el intercambio de regalos, el menú de nochebuena y los buchitos de champán. Y puede que no me toquen los millones y no pueda comprarme la casa de tres habitaciones, paredes lisas y suelos hidraúlicos con la que sueño, pero aún así miraré a mi alrededor y entonces me daré cuenta, una vez más, de que, aunque no sea rica en euros, en amor del bueno me siento la persona más afortunada del mundo.

Mucha suerte a todos y feliz comienzo, ahora sí, de una Navidad genial. Oye, y si tocan los euros, pues muy bienvenidos sean, ¿verdad?

fin post-

Anuncios

18 comentarios en “El premio gordo

  1. Que nos ha tocado 100 euritos! Y como participamos un poco por presión social, nos los vamos a gastar en donar juguetes. No nos haremos más ricos, ni más pobres, pero sentirte San Nicolás o Rey Mago anónimo no tiene precio.

    :)

    • ¡Qué bonito, Tiby! Sois maravillosos de verdad de la buena. Seguro que la sonrisa de los niños que los reciban vale más que todo el premio Gordo.
      Un besote de los grandes, grandes.

    • Ya ves, que no me habría puesto yo contenta ni ná! Ahora, el champán me lo tomaría en casa, que eso de contar en la tele que has ganado el Gordo tiene que ser como sacar los Donetes. Peeeeero, este año nada de nada. Así que a disfrutar del amor, que ese ni se compra ni se vende ;)
      Besitos

  2. Buenos días Esther, hace tantos años que no paso un 22 de diciembre en España que lo de los “miiiiiiil euroooooos” no me suena de nada; en mi recuerdo está lo de “ciento veinticincomiiiiiiiiiiiiil pe-seeee-tas”.
    Besotes y suerte a todos!!!

    • Jajaja… A mí me sigue sonando mejor con las pesetas, no te miento. Ahora con los euros alargan demasiado las vocales. Pero ni euros ni pesetas. Habrá que seguir jugando…
      Un besote

  3. Aqui estoy ordenador en mano y con la banda sonora de Millll eurossss!!, jeje. Aunque sabes que es muy difícil que te toque, la ilusión nunca se pierde y no puedo evitar sentir mariposillas en el estómago pensando que pueda tocarme unos eurillos!! jeje. Que pases una feliz navidad y el 2015 sea mejor que mejor!!! Besotes y suerte!!! :D

    • Mi banda sonora ha pasado a ser “ni uuuuun eurooooooo”. Pero lo dicho, afortunada soy en amor y cariño y este año me ha traído tanbién un montón de alegrías gracias al blog. Así que guardaremos la ilusión para el próximo sorteo y seguiremos sonriendo.
      Un besote y feliz Navidad

  4. Acaba de comenzar el sorteo de Navidad, sin duda la banda sonora de cada año, esperemos que nos toque algun pellizquito (a mí nunca me ha tocado ni lo metido en este sorteo) que ya es hora, en fin ” suerte a todo el mundo” y Feliz Navidad. Sed muy felices.:)

    • A mí me tocó una pedrea el año pasado y lo metido alguna otra vez, pero esta vez cero patatero. Tendré que predicar con el ejemplo y repartir amor, que de eso sí hay mucho ;)
      Besotes

  5. Esther, yo soy de las tuyas, también rica en amor, y estoy muy agradecida y no lo cambio por nada en el mundo; ahora sí que si me toca el gordo yo no le voy a hacer ascos… suerte mañana y seguiremos sonriendo!

¡Si te ha gustado, comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s