Operación decoración navideña

mi-rincón-navideño#PlayItLoud!

Creo que son muchos los hogares que tienen como tradición desempolvar los tesoros navideños cuando llega el puente de la Constitución. Yo recuerdo con especial ilusión cuando era pequeña y en estas fechas mi madre sacaba del altillo todas las cajas y bolsas dónde escondíamos el árbol, las bolas y las campanillas que colgábamos de cada una de sus ramas. Por no hablar del año en que se autorizaba la renovación de los adornos y podíamos elegir color y temática. Aquello era una auténtica fiesta y la Navidad se te subía a la cabeza como una sobredosis de azúcar.

A mí me sigue gustando mucho la Navidad, pero reconozco que no es lo mismo que cuando eres un niño, o cuando tienes pequeñines a tu alrededor. Puede que sea esa la razón de que el árbol navideño de rigor me de un poco de pereza. Hace un par de años decidí variar la temática y monté uno con libros, no tengo fotos de aquello, pero fue algo parecido al que podéis ver aquí (después de semejante despliegue literario, doné todos los libros que pude, así que no me quedan suficientes como para repetir), y el año pasado lo dejé tan para última hora que al final ni pusimos.

árbol-navidad

Tenía claro que no quería que me pasara de nuevo, por eso este año en lugar de quedarme sentada esperando a las musas, he salido en busca de inspiración y, de todas las propuestas con las que me he encontrado por el camino, fue la de la pizarra la que finalmente me conquistó. Lo ideal es tener una pared pintada enterita con chalk-paint negra, claro, pero una que vive de alquiler y en una casa plagada de gotelé, se ha tenido que conformar con una pizarra de los chinos del barrio. Así que tiza en mano e inspirándome en esta preciosa imagen, aquí arriba tenéis mi particular árbol de Navidad 2014.

bola-nieve-batman-robin

Como no quería plantar la pizarra sola y desangelada encima de la estantería, he decidido añadirle un par de complementos más, como esta friki-bola de nieve improvisada, con Batman perruno y Robin gatuno como protagonistas (que son en realidad un juego de salero y pimentero que unos muy buenos amigos me regalaron hace ya unos cuantos años). Esta idea me vino a la mente después de leer el precioso post de Sandra, de Mayninetes Crafty Life, que podéis ver aquí.

portal-de-belén

También decidí desempolvar el portal de Belén DIY que hice el año pasado y cuyo paso a paso tenéis disponible aquí.

árbol-estrellas

Y para rematar la faena, fabriqué esta guirnalda de estrellas con un poco de cuerda y cartulina amarilla, unidas entre sí con la pistola de pegamento, para no hacer agujeros y que el resultado quedase más limpio. Para darle relieve a las estrellas seguí este tutorial de Made with lof, en el que además puedes descargarte la plantilla con tres tamaños de estrella distintos, ¡son facilísimas!

rincón-navideño-1

Et voilà! Así quedó nuestro rinconcito navideño una vez lo pusimos todo junto. Yo estoy muy contenta con el resultado y creo que me ha quedado bastante original y personal al mismo tiempo. Y totalmente handmade, por supuesto.

bola-navidad-árbol

rincón-navideño-2

Espero que os guste y, si tenéis un minuto, será un placer leer vuestros comentarios y que me contéis cómo os gusta decorar vuestros hogares por estas fechas, ¿sois de árbol tradicional y luces o de darle unas cuantas vueltas y tirar por lo hecho a mano? ¿Habéis aprovechado el puente para sacar los adornos navideños?

¡Que paséis un gran día y nos leemos el miércoles!

fin post-

DIY decorando tarros de cristal (volumen II)

tarros de cristal decorados con flores

#PlayItLoud!

Hace un par de meses os enseñé cómo tunear unos botes de conserva de cristal con un poco de pintauñas, cintas varias y washi-tape (podéis ver lo bonitos que quedaron aquí). Pues bien, hoy vengo a comeros un poco más el tarro (ahora suena un ruido de platillos a lo serie americana por este gran chiste) con una nueva técnica que, para mí, es la definitiva, y es que no me puede gustar más.

Esto, como casi todo, tiene cosas buenas y cosas malas. La buena es que mi-rincón-desordenado-de-botes-de-conserva-vacíos disminuye considerablemente, lo cual me regala orden y algo de espacio, que nunca viene mal. La mala, que a este paso voy a parecer la loca de los tarros colorinchis repartidos por toda la casa, un riesgo que estoy dispuesta a correr.

tarros de cristal decorados materiales

La técnica la he encontrado en el precioso blog Fellow Fellow, y el flechazo ha sido tal que nada más leer el post me puse manos a la obra. Además, los materiales son tan sencillos que casi seguro los tendréis todos por casa, y eso suma muchos puntos porque nos garantiza una mínima inversión económica, parte importante de la decoración DIY. Vamos allá.

Para decorar nuestros botes necesitaremos:

  • Tarros de cristal pequeños (recomendable que vuestros dedos lleguen al fondo del bote, en breve veréis por qué)
  • Telas bonitas (que no sean demasiado gruesas)
  • Tijeras
  • Cola universal (de esa con la que de pequeños nos encantaba embadurnarnos las manos para después tirar de ella y despegarla como si fuéramos lagartos de la serie V – no era yo la única, ¿verdad?)
  • Pincel o cualquier palito que sirva para remover
  • Cuenco pequeño y agua

Y sin más, procedemos:

tarros de cristal decorados proceso

  • Medir la circunferencia y la altura de nuestros botes, teniendo en cuenta las curvas que suele haber en la boca de estos tarros, y cortar la tela en tiras de uno o dos centímetros de anchura (no hay que ser demasiado precisos, este es un DIY de los de usar el ojímetro).
  • En el cuenco mezclamos cola con un poco de agua. Os aconsejo echar la cola primero y después ir añadiendo el agua y removiendo, hasta que demos con una textura de agua un poquitín espesa.
  • Sumergir una una tira de tela en el pegamento, escurrir un poco con los dedos y pegar en el interior del tarro, de modo que podamos ver la cara del dibujo a través del cristal. Repetir el proceso con todas las tiras hasta cubrir toda la superficie. Con los dedos vamos colocando bien la tela dentro del bote, para que no queden muchas burbujas ni huecos y la tela se pegue bien al cristal (por eso es recomendable que sean pequeñines, así podremos llegar al fondo).
  • Dejamos secar bien hasta el día siguiente, para asegurarnos de que la tela está bien fijada y el pegamento se ha vuelto totalmente transparente.

tarros de cristal decorados resultado

Una vez secos, recortaremos la tela que pueda sobresalir de los botes, ya que estará rígida y será bastante fácil deshacerse de ella. Podemos dejarlos así o adornar un poco con casi cualquier cosa que tengamos a mano (a mí, personalmente, me gusta cubrir la parte de la rosca). Yo he usado lana, cuerda y un poco de cinta de bolillo y éste ha sido el resultado.

tarros de cristal decorados 2 tarros de cristal decorados detalles

**NOTA IMPORTANTE** – dado que la técnica requiere que la tela se pegue al interior del bote, no podremos llenarlo de agua para poner flores frescas, ya que las tiras se despegarían, por lo que si queremos usarlo de florero, habrá de ser con flores secas, de tela o papel (que bien bonitas pueden ser). Y aún más importante, si quisierais usarlos como portavelas, tal y como hacen en el blog que os he mostrado, únicamente podrían usarse velas artificiales, de las que tienen batería, ya que introducir una llama en el interior puede resultar peligroso (por tanto, mejor abstenerse).

Espero que os guste, a mí me parecen preciosos y tan fáciles que me pondría a crear tarritos en bucle con un buen puñado de telas bonitas. Si os animáis a llevarlo a la práctica, me encantará ver fotos de vuestras creaciones y sobre todo, compartir vuestras opiniones y experiencias, por lo que  podéis dejarme un comentario aquí abajito y así hacerme muy feliz :)

Recordad que mañana me asomaré por aquí (pese a que sea jueves) para anunciar al ganador del sorteo. Mucha suerte a todos los participantes.

¡Que paséis un día estupendo! fin post-

Primavera en tarros de cristal

#PlayItLoud!

Después de disfrutar de la Semana Santa más soleada que alcanzo a recordar (con el traspiés del chaparrón que cayó ayer domingo), hoy me apetecía traer un poquito de primavera al blog. Confieso que me encantaría tener un balcón llenito de flores y algunas plantas interiores en casa, que le den alegría, color y vida, pero aunque me lo proponga y re-proponga, mi historia de amor con las macetas nunca llega a buen puerto. Mi preciosa menta fresca enseña tímida una nueva ramita verde, después de haberle prestado poca atención estas últimas semanas de sol continuo. Yo prometo no rendirme y algún día os contaré que tengo gitanillas en la terraza y hasta un poto en el salón, ya veréis.

Pero ahora, centrémonos, que soy de perderme con facilidad. Como buena crafter con espíritu diogenero, una de las cosas de las que nunca me deshago es de los tarros de conservas de cristal. Me niego a tirarlos porque les veo un millón de posibilidades y, sin embargo, hasta ahora, no había conseguido más que apilarlos en un rincón de la cocina. Así que estos días por fin me puse manos a la obra y decidí convertir a un par de ellos en jarrones bonitos que le den un toque de primavera a mi casa.

tarros de cristal decoración DIY  flores

Cierto es que las flores son tan preciosas, que ya decoran por  solas, aunque las coloques en un vaso duralex, pero las cosas hay que hacerlas bien, así que le di a cada una el recipiente que se merecían. Os explico un poco el proceso.

tarros de cristal DIY materiales

Como veis, los materiales que yo usé son bastante sencillos (aunque podéis hacerlo con lo que a vosotros os apetezca): pintura de uñas de varios colores, lazos, cinta de bolillo, washitape y un par de troqueladoras. Además, aproveché un poco de papel pegatina que me había sobrado de un proyecto anterior (aquí no se tira nada) para usarlo de plantilla, como podéis ver en las fotos. Se trata únicamente de echarle imaginación y combinar los elementos y colores a vuestro gusto. Manualidad al alcance de todos los públicos y de dificultad cero.

tarros de cristal decoración DIY proceso 1

Dado que los pasos a dar los fui decidiendo sobre la marcha, inicialmente troquelé sólo una línea del papel pegatina, pero después decidí repetir la secuencia en todo el tarro, así que hice algunas más hasta llegar casi abajo.

tarros de cristal decoración DIY resultado 1

Un poco de washi tape en la boca de la botella y la cinta de bolillo, que además de darle un toque bien bonito, cubre las arrugas que la rosca había dejado en el washi tape.

tarros de cristal decoración DIY detalles 1

Misión convertirbotellaenjarrón superada. Ahora vamos con el segundo…

tarros de cristal decoración DIY proceso 2

A éste quise darle un toque más fresco, así que elegí el verde y el amarillo y decidí salpicar el tarro de florecillas de ambos colores. Ya veis que el proceso es similar: colocar las pegatinas y aplicar una buena capa de pintauñas. Os recomiendo tener mucha paciencia y dejar secar del todo, ya que, si lo quitas antes, el dibujo se puede emborronar.

tarros de cristal decoración DIY resultado 2

Como toque final, escondí la rosca con un lazo de flores verdes y un poco de cuerda fina. Este fue el resultado.

tarros de cristal decoración DIY detalles 2

Y el último y mejor de los pasos. Llenar de agua, colocar las flores y jarrones listos para darle alegría hasta al más triste de los rincones.

tarros de cristal decoración DIY florero 1

tarros de cristal decoración DIY florero 2

tarros de cristal decoración DIY florero detalles 1

tarros de cristal decoración DIY florero detalles 2

¿Qué os parece? ¿Os animáis a darle una segunda vida a algunos de esos tarros de cristal que seguro tenéis por casa?

¡Pasad un gran día y que la vuelta a la rutina os sea leve!

fin post-

 

Un hogar para mis Kraftcrochitos

#PlayItLoud!

Ser una fanática enamorada de todo lo hecho a mano con vocación crafter resuelve muchas papeletas a la hora de hacer regalos, pero hay ocasiones en las que, por más que quisieras y te pusieras, lo que quieres regalar no puede más que ser creado por otros artesanos. A mí me pasa con el amigurumi. Cierto es que no le he dado ninguna oportunidad en serio al combo aguja-lana, pero es que cuando hay personas que saben crear magia con sus manos, y es eso lo que buscas, recurrir a ellos es pura obligación.

Hace un par de años, para San Valentín, quería regalarle a mi señor Wayne algo especial (también quería regalármelo a mí misma, para qué mentir), así que recurrí a mi amiga Marisa de Kraft Croch para que nos amigurumizara a los dos. Y así nacieron estos dos Kraftcrochitos, para mí los más bonitos que han salido de sus manos (no puedo ser objetiva). Podéis verlos, incluso en movimiento, en este post, donde Marisa los enseñaba (prohibido perdérselo).

casa amigurumis DIY

La cosa es que, hasta la fecha, no había conseguido encontrar un lugar en condiciones para lucirlos como se merecen, así que, en mi última visita a Ikea, compré un marco Ribba con profundidad, como los que uso para las ilustraciones con texturas, y me dispuse a crearles un hogar en condiciones.

casa amigurumis materiales

Casa amigurumis DIY detalles

Casa amigurumis DIY detalles 2

Casa amigurumis DIY detalles 3

Como veis los materiales son muy simples: papel de scrapbooking bien bonito, cartulina, recortes de revistas y un poquitín de tela (todo ello aderezado con cola blanca y pegamento). Siguiente y último paso, disponer los elementos como bien plazca. ¡Y listo! Yo estoy muy contenta con el resultado y sobre todo con que mis Kraftcrochitos luzcan preciosos en la pared de mi despachito, que cada vez va quedando más bonita (igual un día, si consigo poner orden en mi vida craft, me anime a enseñárosla. De momento no prometo nada).

casa amigurumis DIY 2

Espero que os haya gustado :)

¡Que paséis un gran día!

fin post-

Ilustrando con texturas

#PlayItLoud!

Yo soy de las que se apuntan a un bombardeo (o como dirían los geniales Superbritánico, I sign up for a bombing), por eso cuando intercepté un twit de Carmen de Mi Low Cost (si aún no la conocéis, es lo siguiente que tenéis que hacer después de leer este post), en el que hablaba de organizar un sorteo por los 5.000 Me Gusta – ya casi 6.000 – en su página de Facebook con la ayuda de aquellos artesanos que quisieran participar, no lo dudé un segundo y me puse en contacto con ella para formar parte del gran evento.

Ilustración texturas - niña gorro 2

Entre las dos decidimos que lo más acorde para la ocasión sería crear una ilustración con texturas (similar a la que ya os enseñé en este post), y de ahí nació la Niña del gorro, con sus pompones y trenzas de lana, botones de los de verdad y flor de fieltro. Me encantan las ilustraciones en plano, pero añadirles volumen y hacer que abandonen la unidimensionalidad, para saltar del papel y cobrar vida, es algo que me divierte aún más (como ya hice cuando os conté mis delirios con la alfombra roja).

Ilustración texturas - niña gorro detalles 2

Ilustración texturas - niña gorro detalles

Ilustración texturas - niña gorro detalles 4

La buena noticia es que el sorteo ya está en marcha, y hasta el próximo 23 de marzo a las 23.59 de la noche podréis participar y haceros no sólo con mi ilustración, sino con 28 regalazos en total, todos hechos a mano por pequeños grandes artesanos, con mucho amor del bueno. Y es que Carmen está hecha toda una Reina Maga y quiere premiar generosamente a todos los que la acompañan y la apoyan en su mundo 2.0.

Participar es tan fácil como seguir a Mi Low Cost en Facebook y las instrucciones de este enlace, donde además podréis ver todos los regalos que componen la súper-cesta. No os llevará más de un minuto y lo que podéis ganar es bien grande (puede que no os haga ricos, pero sin duda os hará felices).

Ilustración texturas - niña gorro

¿Qué os parece? ¿Os animáis a participar?

¡Que paséis un gran día!

fin post-

Y tú, ¿dónde cuelgas las llaves?

Cuelga llaves CASA

#PlayItLoud

Hacía ya bastante tiempo que no os enseñaba uno de mis cuelga-llaves, así que hoy vengo a ponerle fin a la racha y a mostraros el último de los encargos que he realizado. Ya os conté, en su momento, cómo surgió el primero de ellos, cuando aún vivía en Londres y buscaba un regalo fabuloso para enganchar aún más a mi señor Wayne (^^) en el primer cumpleaños que pasaba junto él (clic para historia completa).

Desde entonces, he diseñado algunos más que me han ido encargando (podéis echarle un ojo a un par de ellos que he publicado aquí y aquí). Y tengo otros cuantos en el tintero (próximamente en sus pantallas). Así que poco a poco me voy convirtiendo en cómplice de muchas familias en ese acto reflejo de colgar las llaves al llegar a casa. Y es que, aunque parezca una tontería, es muy importante tenerlas siempre bien localizadas para así evitar pérdidas y quebraderos de cabeza  varios.

Cuelga llaves CASA 2

Todos los cuelga-llaves están hechos con la técnica del collage, por lo que cada uno de los elementos que componen las habitaciones está recortado y pegado a mano individualmente. Con el tiempo, la técnica ha ido evolucionando un poco y he añadido ilustraciones personalizadas de los protagonistas. Además intento plasmar en los pequeños detalles los gustos y aficiones, para así convertirlo en algo que, además de único y exclusivo, diga también mucho de los habitantes de la casa.

Cuelga llaves CASA 3

cuelga llaves CASA 4

cuelga llaves CASA 5

Nuestros protagonistas de hoy son Bea y Dani. Ella es enfermera y él trabaja en un hotel, y por petición de quien encargó el regalo, ambos tenían que posar para la foto con sus uniformes, como recién llegaditos a casa. A ella le encanta Love of Lesbian (qué buen gusto) y a él le pirran los mapas, de ahí el original vinilo en la pared.

Y vosotros, contadme, ¿tenéis un lugar dedicado a guardar las llaves?

Si os gusta la idea y ya le dais vueltas a los detalles que podrían formar parte de vuestro cuelgallaves CASA personalizado, estaré encantada de crearlo para vosotros. Sólo tenéis que escribirme un email y contarme qué os ronda la cabeza y juntos le daremos forma.

¡Nos leemos el viernes!

fin post-

Chalk paint DIY – Una de aventuras y muchas desventuras

#PlayItLoud!

Me había propuesto publicar este post tanto si el resultado final de mi experimento era un hit como si era un fail. En el primero de los casos, el porqué es obvio. En el segundo, porque mis buenas horas le he echado al asunto y a veces de los errores se aprende y compartir los fallos desahoga e incluso puede servir para echar un cable a otras personas. Lo que finalmente ha sido… Juzguen ustedes mismos. Yo, por lo pronto, os pongo en antecedentes.

Chalk Paint DIY.007

Si sois algo asiduos a este mundo de lo hecho a mano, los blogs y las cosas bonitas, seguro que habéis escuchado hablar de esa pintura mágica, mundialmente conocida como Chalk Paint (creación de una señora llamada Annie Sloan, experta en pintura decorativa, a quien no le debe estar yendo nada mal con el invento – podéis leer más acerca del tema aquí). E igual también os habéis topado con algún post que os cuente fórmulas caseras para imitarla (yo aterricé en éste, donde lo explican muy bien).

Muy resumidamente, el chak paint es un tipo de pintura cuyo acabado es similar al de una pizarra y que permite incluso pintar con tiza sobre la superficie. Es una pasada para restaurar muebles de cualquier material, ya que no requiere tratamiento previo, y el acabado que se consigue es bonito a rabiar (si escribís chalk paint en Google y vais a imágenes, veréis de qué os hablo).

Chalk Paint DIY.001

Teníamos esta mesa blanca escondida en casa desde hace un tiempo. Estaba vieja, sucia y descuidada y llevaba unos meses pidiéndome a gritos ser mi conejillo de indias en el experimento de la pintura de tiza casera. Así que finalmente me decidí a comprobar si eso del “tuneo homemade” era una realidad o se quedaba en leyenda urbana (hace un par de días me tragué un programa enterito de Los Cazadores de Mitos, así que ando emocionada de la vida creyéndome una de ellos). Tras mi experimento con la mezcla y el aplique deduje que:

  1. la mezcla de la pintura, el yeso y el agua es sencilla y apta para principiantes.
  2. es fácilmente aplicable y los defectos de la superficie a tratar se cubren con facilidad (vamos, que el chalk paint es a un mueble viejuno lo que la BB cream a mi cara un lunes por la mañana…).
  3. el resultado final da bien el pego y es cierto que tiene una textura similar a la de una pizarra.

Podemos decir por tanto que el invento funciona (Plausible! – que dirían en el programa).

Chalk Paint DIY.005

Chalk Paint DIY.002

Chalk Paint DIY.003

Pero, tiene que haber algún “pero” (aunque sea sólo mío). Y en mi caso fue el tratamiento posterior para darle a la mesa un acabado vintage (maldita moda, por más que la adore…). Mi primer error fue comprar dos colores de verde. El más claro era sólo para que se percibiese en las zonas donde pensaba lijar la pintura del tono más oscuro, pero con el blanco de la mesa me hubiese bastado…

Busquemos el lado bueno, una doble capa nunca viene mal.

chalk paint 2.001

chalk paint 2.003

El desastre total llego en el momento de lijar. Una pesadilla, de verdad de la buena. Compré un taco de lija que al dibujo de la mesa de poco le servía (¡miss ocurrencias!, tal cual), así que pronto cambié al formato papel, pero éste se desintegraba en cuestión de segundos. Y con él, mis guantes de látex. Y con ellos, casi mis dedos (no miento). Además de esto, creo que mis pulmones pueden haber quedado cubiertos por una buena capa de polvo de pintura a la tiza. Handmade. Y lo mejor de todo es que resultados, pocos. Después de sudar y sufrir con los bordes de la mesa y los dibujos más grandes, pensar en lijar la celosía me provocaba unas ganas conjuntas de gritar y echarme a llorar.

chalk paint 3.001

Al final recurrí a un remedio poco ortodoxo y no muy digno de ser incluido en los pasos de un bonito tutorial DIY. Pero, ¿qué queréis que os diga? Estaba desesperada y a punto de mandar la mesa a porra, así que cogí las tijeras y raspé, en modo poseída, los cuadraditos y los bordes menos accesibles. Y, ¿sabéis qué? Que ahora que lo pienso, debería haberlas usado desde el principio.

Un par de respiraciones profundas para recuperar la calma y cumplir el último paso: dar cera, pulir cera. Nueva intoxicación. Un consejo si queréis hacer esto en casa: usad mascarilla. Desde el paso uno.

Chalk Paint DIY.006

Chalk Paint DIY.008

chalk paint 2.002

Y finalmente… mesa lista. No es exactamente como la pintaba en mi cabeza, pero tampoco es un auténtico desastre para ser mi primer mueble restaurado… Y pensaréis, dirás más bien primero y último, o ¿es que, después de todo lo que acabas de contar, aún te quedan ganas de repetir? Claro, que lo que vosotros no sabéis es que a mí, a cabezona, no me gana nadie.

Ya por último, una cosita más, que después de tanto sufrimiento tengo que preguntar. ¿Qué os parece a vosotros?

Comentad, pero sed piadosos… :)

¡Nos leemos el viernes!

fin post-

Maletín DIY ( para lunes bonitos)

#PlayItLoud!

Pon el ratón sobre el #PlayItLoud de aquí arriba, haz clic y sube el volumen. Que suene la música. It’s just another manic monday, cantan The Bangles. Pero nosotros, en lugar de desear que fuese domingo de nuevo, como sigue la letra (creo que por el año 86, cuando la canción vio la luz, aún no había dado la fiebre de viernes que sufrimos en estos tiempos), vamos a darle forma a algún proyecto creativo, ¿os parece?

Estas últimas semanas he vuelto a desarrollar adicción a algo que desde hace un tiempo tenía un poco abandonado: Pinterest. No sé si catalogarlo como enganche severo, pero minuto libre que tengo, minuto que paso en la aplicación. Por las mañanas, cuando me despierto, pero aún no quiero salir de debajo del edredón (benditos nórdicos en invierno), Pinterest está ahí, para hacer bonito el comienzo del día; por las noches, antes de dormir, Pinterest también está ahí, para ayudarte a tener dulces sueños. Y a veces, mientras pineas como si no hubiese mañana, das con una imagen que hace sonar un chasquido en tu cabeza, y entonces sabes que tienes un nuevo proyecto que llevar a cabo.

Maletín DIY.001

Este maletín DIY es muy fácil de hacer y tan customizable como a vosotros os apetezca. Podéis crearlo en cartulina blanca y dibujar sobre ella, podéis elegir papeles de colores, añadir telas, elementos de scrapbooking. Creatividad al poder. Lo encontré gracias a Pinterest, sí, pero éste me guió hasta el precioso blog L’art de la  curiosité, donde podéis encontrar muchísimos descargables gratuitos con plantillas para crear mil cosas bonitas (aquí para el maletín, pero os recomiendo pasear un ratito por otros posts, je ne parle pas françáis, pero las imágenes hablan por sí solas).

Y ahora, nos metemos en faena:

Maletín DIY partesTraducción sobre la marcha (para quienes, como yo, no hablen el lenguaje del amor)

maletín DIY preparaciónPara esta primera versión de la maleta, yo usé algunos papeles estampados a doble cara (para un resultado bien colorido)

Maletín DIY proceso

Maletín DIY proceso 2

Maletín DIY final

Maletín DIY final 2

Maletín DIY tesorosEt voilá! Maletín listo. Se me ocurre usarlo para decorar, para guardar tesoros o como packaging para un regalo

¿Qué os parece? Os animáis a crear vuestro propio maletín? Además podéis modificar las dimensiones de la plantilla y crearlo en distintos tamaños.

Y si aún no lo veis muy claro y el lunes ha anidado sobre vuestras cabezas con la intención de quedarse, podéis pinchar aquí y poner en práctica esta efectiva receta para lunes felices. No es tan difícil, sólo hay que querer un poquito (y una vez hecho, volved aquí y empezamos de nuevo, ¿sí?).

¡Nos leemos el miércoles!

fin post-

Juegos de palabras

enroscados día internacional lengua materna

#PlayItLoud!

Algunos llevan más y otros menos, pero de un tiempo a esta parte no hay día en que no se celebre algo. Hay Día Mundial del Agua, de la Poesía, de la Cosmonáutica, hasta Día Mundial del Soltero. Ayer fue el Día Internacional de los Gatos y hoy es el Día Internacional de la Lengua Materna (he dado con esta web, en la que podéis ver todos los que están por venir en lo que queda de año y hasta el 2022, ahí es nada).

He de decir que a mí  esto de usar los días para festejar, en algunos casos, y concienciar y sensibilizar, en muchos otros, me parece genial. Lo cierto es que yo al tema de la onomástica le tenía el interés un poco perdido, sobre todo cuando, siendo sincera, y podéis llamarme egoísta si queréis, el único santo que alguna vez me ha importado ha sido el mío, por eso de que siempre te cayera algún regalito y sentirte medio protagonista del día (aunque eso era percepción mía propia, porque al final, reconozcámoslo, de tu santo sólo te acuerdas , tus tocayas, tu madre y para de contar).

Lo dicho, que hoy le toca el turno a la Lengua Materna. Y como dicha conmemoración me ha llamado la atención, he pensado que podía aportar mi granito de arena desde el blog dedicándole a mi lengua materna la ilustración del viernes. ¿De qué manera? Pues dibujando una de mis palabras favoritas. Éstas van cambiando con los años y puede que a lo largo de nuestra vida hayamos tenido un buen puñado de palabras de esas que nos gusta decir, que incluso intentamos colar en conversaciones aunque no venga mucho al caso, o puede que jamás te lo hayas planteado y que esto te parezca una reverenda tontería. Pero seguro que, si le dedicas un rato, das con alguna que signifique algo especial para ti, que te recuerde a algo o al alguien o que te haga viajar en el tiempo.

Así que os propongo un juego. ¿Qué os parece si compartimos nuestras palabras favoritas? Empiezo yo y además, os la dibujo. Mi palabra ilustrada es enroscados (hoy me tomo la licencia de ponerme en modo romántico). Y no es sólo una simple palabra, sino que es también una muestra de la riqueza de nuestra lengua: los distintos significados que se le pueden dar a una palabra que, en su uso más general, carece de connotación afectiva alguna. Y es que no es lo mismo enroscar el tapón de un bote que enroscarse y dormir la siesta en el sofá, por ejemplo.

Ahora os toca a vosotros, ¿cuál es vuestra palabra preferida?

¡Feliz viernes!

fin post-

Mi alfombra roja particular

Alfombra roja Ilustraciones texturas

#PlayitLoud!

Es época de alfombras rojas. Los Globos de Oro, los Goya, los Bafta y los Oscar, que ya están ahí, a la vuelta la esquina. Yo no sé vosotros, pero a mí el desfile de celebrities sobre la aterciopelada pasarela siempre me ha hecho fantasear con convertirme, al menos por una noche, en una de ellas, a lo Cenicienta. Y que los diseñadores más glamurosos se peleen para que lleve sus marcas, y poder elegir un vestido preciosísimo, el más bonito, perfectamente combinado con un peinado trenzado, de esos que se ven por Pinterest y que pineas cual posesa en el tablero correspondiente.

Como soñar es gratis, al día siguiente aparecería en todos los rankings de revistas de moda y actualidad como la mejor vestida de la noche y, por qué no, como triunfadora en todos los premios a los que estuviese nominada. Purita envidia que me iban a tener Angelina y demás asiduas a la red carpet. Aunque, pensándolo bien, eso supondría tener que dar más de un discurso, y ya os he hablado yo de mi miedo escénico

Fantasías aparte, y dado que mi hada madrina aún no ha hecho acto de presencia, le he robado su varita mágica y he convertido en Cenicienta, lista para el baile, a mi yo de papel y pegamento. Vestida con un diseño de Craft & Music en azul apacible (o placid blue. Yo no tengo ni idea de moda, pero aquí dicen que es uno de los colores de la temporada), con flores en gris plata y cinturón de raso del mismo color.

Alfombra roja proceso Ilustraciones texturas

Para esta ilustración con texturas (también podéis ver la que hice para Marisa, de Kraft Croch, en la I Edición de la Amiga Invencible aquí) he utilizado unos papeles preciosos de la India (muy bien elegidos por Elena) que guardo como un tesoro y que aún no había usado en ningún proyecto, y éste ha sido el resultado.

Alfombra roja 2 ilustraciones texturas

Alfombra roja 4  ilustraciones texturas

Aumentamos el zoom de la cámara, que se vea bien el peinado. ;)

Alfombra roja 3 ilustraciones texturas

Mientras tanto, aquí la menda de carne y hueso suele desfilar en vaqueros, converse y roete mal hecho por la alfombra roja más importante del mundo: la de mi vida. Donde los premios no se anuncian a bombo y platillo ni abarcan portadas y titulares. Se disfrutan de forma más íntima y no requieren interpretaciones magistrales, sólo amor del bueno. Lo mejor de todo es que puedes recibirlos en cualquier momento, sin previo aviso ni nominados que puedan arrebatártelos. Reírme a carcajadas con mis amigos, hacer el tonto con mis hermanos, como si no hubiésemos crecido, salir de compras con mi madre y de cañas con mis padres, cocinar una nueva receta y que me salga muy rica (aquí se requiere el “¡ummmm!” de, al menos, una segunda persona). Y haber cazado a mi señor Wayne, que sabe decirme las cosas que necesito oír, hasta cuando no quiero escucharlas, y me prepara la cena sin rechistar cuando a las once de la noche aún no he acabado el post de mañana.

Así que ya sabéis, fantasear es gratis y a veces necesario, pero sólo vosotros sois los protagonistas de vuestra alfombra roja particular, y esa tiene premio seguro.

¡Hasta el viernes!

fin post-