Sin tazas no hay desayunos

tazas hermanos y Audrey 2#PlayItLoud!

¡Por fin es viernes! Probablemente la frase más repetida de la historia moderna, pero esta semana lo digo a boca llena porque entre unas cosas y otras necesitaba muy mucho que llegara el fin de semana. Después de unos días un tanto ajetreados y la repentina vuelta del otoño (con lo bien que estábamos en ese espejismo de verano), el sábado y el domingo se me antojan como nuevos oasis de los que disfrutar a pequeños sorbitos, como han de consumirse las cosas buenas.

Y hablando de sorbitos, qué mejor que darlos en unas tazas bien bonitas y especiales, de esas que convierten un desayuno soso y aburrido en algo digno de colarse en una foto de Instagram. Así que de eso vengo a hablaros hoy, de estas tazas creadas para un par de encargos a partir de algunas de mis ilustraciones y que hacen que el café de la mañana sepa más rico.

tazas hermanos y Audrey

Empezamos con la taza de Audrey Hepburn, al más puro estilo de Desayuno con Diamantes, ilustración que os enseñé en esta entrada, perfecta para buenas amantes del cine y de las mujeres con personalidad, como esta maravillosa musa del séptimo arte.

tazas hermanos y Audrey 4

La segunda taza es especial, pero por otras razones, ya que fue un encargo familiar y por eso la ilustración elegida para ella fue la que os enseñé cuando os hablé de mis dos maravillosos hermanos (podéis verla bien aquí).

tazas hermanos y Audrey 3

Y así, con muchas ganas de desayunos bonitos aprovecho para desearos que paséis un fin de semana genial. Por aquí se cuece escapada fugaz al pueblito bueno, que ando con mamitis aguda y ganas de que me mimen un poco.

Como siempre, los comentarios son todo vuestros para que me contéis qué os parecen estas tazas o qué ilustración querríais ver en una de ellas (igual me dais ideas y os sorprendo…).

¡Nos leemos el lunes!

fin post-

 

Cuando se cuelan las musas

Audrey-Hepburn-Breakfast-at-Tiffany's#PlayItLoud!

Tenía pensado un post distinto para hoy. Con eso de que una anda planificando la Navidad y todas las cosas que ésta trae consigo: calendarios de adviento, portales de Belén, amigos invisibles y árbolitos alternativos (para éste último se me echó el tiempo encima el año pasado y nos quedamos sin uno, intentaremos que no vuelva a pasar…), había planeado crear un post cargado de inspiración. Pero después de acudir a Pinterest e introducir Adviento y Navidad en la barra de búsqueda, me di cuenta de que no sabía ni por donde empezar y que con tanta imagen bonita, el post podría convertirse en algo kilométrico.

Como siempre me ocurre cuando me da el agobio o el bloqueo creativo, trato de desconectar. Huir de la red para que ésta no pueda recordarme lo cerca que está la Navidad y la de cosas que me quedan aún por hacer antes de que llegue. De qué sirve martirizarse si las ideas en un momento concreto no quieren salir. Ya lo harán poco a poco y a su debido tiempo y entonces tendré tiempo de dedicarles algún post y daros un poco la lata con ellas.

Aún así, mis ánimos me pedían crear, pero sin presión ni imposiciones de agenda, por lo que mientras en la tele daban una peli de esas de ver un domingo bien tapadita con la manta, yo aproveché para darle al lápiz y dejar que las musas se colasen sin pasar lista. Y así nació mi Audrey Hepburn particular, para aumentar mi colección de láminas de personajes célebres, ataviada con su pamela y su elegancia natural e impecable frente al famoso skyline newyorkino, recién rescatada de uno de sus desayunos con diamantes. Ella sí que es una musa.

Y con ella os vengo hoy a desear buenos días y un feliz lunes. Si eres de los que tienden a maldecir al primer día de la semana, acéptame un consejo y cámbiale el humor, ya verás que no es tan difícil.

¡Os espero el miércoles!

PD. Recordad que aún podéis participar en el sorteo por el cumple-blog hasta el viernes…

fin post-