Calendario ilustrado – Mayo 2015

calendario ilustrado descargable mayo 2015

#PlayItLoud!

¡Buenos días a todos! ¿Cómo ha ido la semana? Por aquí algo intensa y es por eso que de nuevo me recreo en esas cuatro palabras en forma de frase manida (pero, oh, qué bien sienta cuándo la sientes): ¡Por fin es viernes! Y es que de verdad, ¡por fin lo es! Y ya que hace un par de semanas el mal tiempo truncó mi escapada fugaz al pueblito bueno, esta vez no se me escapa y hoy cojo carretera y manta para irme a disfrutar del fin de semana en compañía de la persona más bonita del mundo: mi madre.

Y ya que hablamos de madres, aprovecho para presentaros al protagonista de la entrada de hoy: el calendario ilustrado para el mes de mayo. Dado que el primer domingo de este mes se celebra el día de la madre, he querido dedicar la ilustración a ellas, las mujeres que no sólo nos dieron nuestra vida al nacer, sino que nos regalaron la suya para siempre.

Si os gusta el dibujo, tenéis la lámina disponible para descargar aquí, para que la uséis cómo queráis, en forma de tarjeta, en un marco o como felicitación electrónica (que sí, que las madres están muy modernas y puestas en eso de las nuevas tecnologías y ya es raro la que no tiene Internet).

Para haceros en el calendario, los pasos de siempre: sólo hay que hacer clic sobre la imagen para acceder a ella en su tamaño real y guardarla en vuestro ordenador. Sería un placer ver el uso que le dais, así que os animo a mandarme o compartir en algunas de vuestras redes sociales la foto de vuestros ordenadores, corchos o neveras con el calendario del mes, que así me regaláis una alegría de las grandes.

Poco más me queda que desearos un fin de semana bien bonito, no os olvidéis de hacer que cuente. Yo, como ya he dicho, lo pasaré en casa de los papis y disfrutaré de paseos, compritas, cañas, tapas (algún que otro vino) y una buena caminata el domingo, que ya tengo camiseta y dorsal y mi señora madre y yo nos vamos a patearnos Ronda en la Carrera de la Mujer. Ya subiré alguna fotito a Instagram, así que si os apetece os invito a acompañarme por allí.

¡Que paséis un gran día!

fin post-

¡Que vivan las madres! Lámina descargable

día de la madre#PlayItLoud!

Pasado mañana es el Día de la Madre y puede que, analizándolo en frío, no deje de ser otro reclamo consumista más, pero si casi cada cosa del mundo tiene su día conmemorativo, el de la madre es, sin duda, el que menos ha de dejarse pasar. Y aquí sí que es categórico que afirmemos que las madres merecen ser felicitadas, queridas y amadas 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año y 366 si es bisiesto. La mía al menos.

Mi madre, conmigo, tiene el cielo ganado (sí, mamá, ya puedes sonreír satisfecha, pensando aquello de “ya te decía yo que algún día te darías cuenta de que todo era por tu bien”). Y es que yo tuve tela marinera durante mis años de adolescencia y edad del pavo. Yo no soy madre aún, pero, como hija rebelde sin causa alguna que fui, y que le dio más de uno y dos dolores de cabeza a la mía, admiro esa capacidad de amar sin medida, de tragar carretas y carretones y de soportar ese momento en el que ella aguanta que te empeñes en verla como a una enemiga, que le eches mentiras de patas cortas para rascarle horas a la madrugada e irte a bailar con tus amigas, y hasta que la acuses de cortarle las alas a tu felicidad.

No hace mucho, en un autobús, no pude evitar escuchar la conversación de una niña (por más mayor que ella quisiera creerse) de unos quince o dieciséis años, que vociferaba y maldecía a su madre por teléfono, y sentí unas ganas inmensas de levantarme, acercarme a ella y en plan mujer que viene del futuro (como aquel anuncio de un producto de limpieza que ahora no recuerdo) ponerle una mano en el hombro y decirle que no fuera tonta, que dentro de unos años se daría cuenta de la poca razón que llevaba, que nos creemos que no tendremos tiempo de nada y que sí, que la vida son dos días, pero caben muchas cosas en ellos, y una de las más importantes, sin lugar a dudas, es tu madre. Y eso no lo cambian dos horas más de fiesta un sábado por la noche, que hasta de los bares da lugar a cansarse.

Así que este domingo toca hacerlas sentir muy especiales, aunque ya pensemos que lo hacemos casi cada día. Porque por mucha capa de superheroínas que nosotros les veamos, ellas han dudado, han sufrido y se han preguntado mil veces si lo estarían haciendo bien. Da igual si le regalas un collar de macarrones, un bolso de marca o una cena en su restaurante favorito. Regálale la mejor de tus sonrisas y dile que nadie jamás podría haberlo hecho mejor.

Yo, por si alguna aún anda dándole vueltas a lo del regalo, os dejo la lámina que encabeza este post (sólo tenéis que seguir los pasos indicados abajo). Da igual lo grandes que nos hayamos hecho, para ellas siempre seremos sus niñas.

Haz clic en el siguiente enlace con el botón derecho y descarga el archivo enlazado, con el que accederás a la imagen en PDF y tamaño A4, lista para imprimir y regalar: Lámina día de la madre.

Nos leemos el lunes.

fin post-