II Edición Amiga Invencible (2014)

amiga-invencible-insignia#PlayItLoud!

No podía cerrar mi temporada Navideña (a 14 de enero, sí), sin compartir con vosotros uno de los momentos estrellas de estas fiestas. Como ya hiciéramos el año pasado, a finales de diciembre volví a reunirme con unas personitas maravillosas para celebrar nuestro particular encuentro de la Amiga Invencible (II edición, en este caso). La foto que veis aquí arriba es el pack conmemorativo creado por Nieves para cada una de nosotras.

Cómo empezó la historia podéis leerlo aquí. Lo mejor de todo es, sin duda, haberlo convertido en tradición y ponernos cada vez el listón más alto, porque después de lo que voy a enseñaros hoy, no sé qué podremos hacer para superarnos en la próxima edición. De nuevo, de allí salieron cosas suficientes como para irnos de mercadillo y llenar dos stands, pero era todo para nosotras y sólo para nosotras. Eso sí, como la felicidad se comparte, allá vamos.

Las reglas eran fáciles: algo hecho a mano, algo dulce y algo para crear. Para romper el hielo, empiezo con mis regalos. Este año me tocó regalarle a Marta y aquí van las cosas que preparé.

proceso-muñeca-tela

El plato fuerte de mi regalo fue esta muñeca de tela. Nunca había hecho una, así que conté con la siempre maravillosa ayuda de mi madre, que aún en esto del costureo me da un millón de vueltas. Os enseño un poco el proceso para darle vida. Desde crear un patrón totalmente improvisado a ir dándole forma, rellenándola de guata, vistiéndola, peinándola y pintándola. Todo esto sin tener ningún plan ni boceto, pero es lo que tiene hacer las cosas con altas dosis de cariño. Creo que nos quedó una muñeca preciosa y es como si, en cierto modo, una de mis ilustraciones hubiese saltado del papel al 3D.

tote-bag-somos-invencibles

El primer regalo, cuya primera misión consistió en hacer de packaging para el resto de los regalos, fue esta tote bag hecha a mano (y a máquina) con una ilustración creada expresamente para celebrar este encuentro (para ello usé papel transfer, mucho más fácil que aquella técnica que os enseñé del gel medium).

regalos-esther-marta

Aquí os dejo un collage con el resto de los regalos: la muñeca, cuyas únicas instrucciones son las de ser tratada con mucho amor. La caja mágica de las chuches, con mensajes bonitos y deseos de cosas buenas para el 2015. Una taza de desayuno con la ilustración de Audrey Hepburn, de quien Marta es muy fan. Y para crear un par de ovillos de lana y aguja a juego (materiales a los que ya les ha dado vida en forma de boina preciosa, y es que nuestra Martuki es toda una artista).

regalos-marta

Aquí arriba podéis ver todos los regalos juntos y fotografiados por Marta.

regalos-marta-marisa

Y seguimos con los regalos que Marta preparó para Marisa, inspirándose en Amelie, película favorita de esta última y que sin duda se llevó el premio al regalo más emotivo y es que, entre otras cosas, Marta se curró hasta un encuentro secreto con la familia de Marisa para rescatar algunos tesoros de su infancia. Hubo risas y hasta alguna lágrima, aunque eso sí, de felicidad.

regalos-marta-marisa1

Marta convirtió en realidad algunos de los momentos más especiales de la película: los gnomos, los tesoros de niños, los pequeños placeres…

regalos-marta-marisa2

Incluido un álbum de fotos de los que rescatan recuerdos de muchos años, pero aún así imborrables.

regalos-marisa-nieves

Es el turno de Nieves, que recibió regalos de Marisa. Una vez más el cine estuvo muy presente y dado que Nini es fiel fan de las películas de Wes Anderson, sus regalos estuvieron muy vinculados a dos de sus obras: Moonrise Kingdom y El gran hotel Budapest.

regalos-marisa-nieves

Marisa rindió además homenaje a otros grandes artesanos con empresas bonitas y así sus regalos incluyeron un pack de productos de nuestra paisana Pedrita Parker y un pañuelo de Moonrise Kingdom estampado por Pablo Salvaje. Además de “articulos de colección” de El Gran Hotel Budapest creados por ella misma (y por su súper-padre Pepe, nuestro pastelero favorito).

llaves-hotel-budapest

Amantes del mundo Wes Anderson, ¿es o no esto de aquí arriba una obra de arte? Pregúntenle a Nieves, que quizás les diga aquello de “se mira pero no se toca”.

regalos-nieves-esther

Y al fin, mi turno. Yo tuve la suerte de recibir mis regalos de Nieves, que en eso de crear bonituras tiene poca competencia. Para iniciar el juego me puso el reto de resolver una sopa de letras como requisito para poder abrir mis regalos (afortunadamente se apiadó de mí y me dejó hacerme con mi premio después de un par de palabras).

regalos-nieves-esther

Mis tesoros incluían mini-magdalenas de chocolate en una lata bien bonita, toppings para galletas y cupcakes varios y mucho, muuuucho material para crear. Y los regalos estrella: una de sus preciosas ilustraciones de moños con flor en cartulina y una maravillosísima mochila hecha a mano (con ayuda de Lapaki, el arte está en la familia) y que he prometido no quitarme a no ser que tenga que vestir de etiqueta.

mochila-amiga-invencible

¿No es preciosa? Yo estoy totalmente enamorada y presumo de súper bolso allá por donde voy. Además, está perfectamente elaborada para poder usarse como bolso panera o mochila. ¡Gracias, Nieves!

Y esto es todo por hoy, que no es poco. Las mentes se ponen en marcha para la próxima edición de la que os volveré a dar buena cuenta cuando llegue el momento. Sólo me queda mandarle un beso enorme a mis tres princesas (Marta, Marisa y Nieves, ¡sois re-bonitas!) y desearos a todos vosotros que paséis un día estupendo.

¡Nos leemos el viernes!

fin post-

Mi 2015 con Katia

Katia-lanas-2015#PlayItLoud!

¿Qué tal van esos ánimos post-navideños? Apenas hemos parpadeado un par de veces y ya estamos a viernes, lo cual, para muchos, hará algo más llevadero la vuelta a la rutina. Yo aún tengo pendiente desmontar la decoración navideña, cosa que algunos años se alarga más de la cuenta, así que creo que aprovecharé estos días para esconder el Belén.

Hoy quería compartir con vosotros un proyecto en el que tuve el gran lujo de trabajar recientemente y del que quizás hayáis visto algo en las redes sociales. Y es que, no hace mucho, la gran empresa de lanas Katia (las amantes de las agujas seguro que la conocéis), se puso en contacto conmigo para pedirme que ilustrara su campaña de Navidad y Año Nuevo para sus clientes.

tarjeta-katia-lanas-2015

El elemento central de la campaña fue una de mis muñecas, inspirada en las nenas de los calendarios del 2014, en la que las lanas y las distintas formas de darles vida debían estar muy presentes. Por eso decidimos usar textura real de uno de los modelos de lanas Katia para crear con ella la bufanda de la niña y que a su vez la lana diese forma al marco que la rodeaba hasta llegar al logo de la marca.

tarjeta-katia-lanas-2015-detalle

Esta ilustración fue la protagonista de la tarjeta de felicitación de Año Nuevo de Katia, que aún hoy da la bienvenida en su página web (todavía estamos en esos días en que se puede decir ¡Feliz Año!, aunque ahora llega el eterno debate de hasta cuándo es correcto usarlo…)

tarjeta-katia-lanas-2015-2

Para el interior dibujé algunos elementos festivos y la frase de Feliz Año en distintos idiomas, dando forma a un imaginario árbol de navidad, para así poder llegar a todos los países donde Katia distribuye sus productos.

taza-katia-lanas-2015

Esta misma ilustración sirvió para crear esta taza de desayuno tan preciosa, de esas que invitan a desayunar con calma y acompañar las tostadas de un buen café/té/chocolate calentito.

calendario-2015-katia-lanas

Y por último tuve el placer de diseñar, maquetar e ilustrar este calendario de mesa a dos tintas, con trama de lana tejida como fondo y dibujos de elementos tales como el ovillo, el metro, el alfiletero y la taza de té, además de la niña tejedora.

calendario-2015-katia-lanas3

calendario-2015-katia-lanas2

Al disponer de dos caras en el calendario, jugamos con la ilustración y apostamos por hacer dos versiones de la niña, una de invierno para los seis primeros meses del año, con bufanda tejida con agujas de punto y otra de verano, cuya camiseta se va formando gracias al punto de una aguja de crochet.

calendario-2015-katia-lanas4

Quiero dar las gracias de todo corazón al equipo de Katia por haber pensado en mí para crear esta campaña tan bonita, con la que he disfrutado mucho y que me hace inmensamente feliz poder tener entre mis manos.

Y a vosotros, gracias una vez más por estar ahí y por empezar el año conmigo. Espero que tengáis un gran fin de semana, que sirva para desprendernos del todo de la nostalgia navideña y afrontar este 2015 con energías renovadas y un montón de ganas de crear.

¡Hasta el lunes!

fin post-

Navidad con sabor a mantequilla

galletas-mantequilla3#PlayItLoud!

Llegó la nochebuena y la Navidad deja de ser el eslogan de un anuncio para convertirse en algo real. Las familias, más o menos grandes, se reúnen, el menú adquiere un aire más sofisticado, aunque no esté la cosa para tirar de cochinillo al horno ni de caviar (que a mí, plin), pero sólo con poner el mantel navideño, como que ya adquiere otro aire. Son los buenos deseos y el querer ser más amables lo que enciende la chispa estas fechas, aunque el materialismo y los mil y un regalos que ansiamos comprar lo nublen y pretendan distorsionar su significado. Yo sigo soñando y pidiéndole al nuevo año esa razón para sonreír de la que os hablaba el año pasado. Y es que las cosas no han cambiado tanto en un año, por mucho que algunas personas detrás de un plasma nos cuenten eso de que lo malo del mundo ya es historia…

galletas-mantequilla

Pero mejor no hablemos de según que temas si no queremos despertar al Grinch que habita en mí. Hoy quería contaros que hace unos días hice galletas, quizás invadida por el espíritu festivo, y como quería que fuese algo fácil a la par que apetecible, me decidí por las de mantequilla (os dejo aquí el link a la receta que seguí, súper fácil y bien explicada, nivel no-soy-capaz-de-freír-un-huevo). Para hacerlas un poco más navideñas, usé unos moldes en forma de estrella que compré hace un par de semanas en Søstrene Grene, una nueva tienda que han abierto en Málaga (del mismo estilo que Tiger) y en la que puedes encontrar cositas muy económicas.

galletas-mantequilla2

No estaba muy convencida de cómo saldría la cosa, pero me quedé bastante sorprendida de lo fáciles de preparar que son y sobre todo del resultado, están riquísimas y no tienen nada que envidiarles a las típicas galletas de mantequilla danesas. Sólo necesitaréis cuatro ingredientes (mantequilla, azúcar, harina y esencia de vainilla) y en menos de los que os imagináis tendréis la casa oliendo tan bien que será difícil no querer comerse todas las galletas de un tirón.

galletas-mantequilla4

¿No os parecen perfectas para una merienda navideña? Acompañadas de un té o un chocolate caliente y en buena compañía, que se quiten los bombones dorados y sus opulencias. Además son muy económicas y con poquita cantidad de ingredientes te da para llenar una caja entera e invitar a merendar a toda la familia.

Y ahora sí, yo recojo los bártulos y me marcho unos días al pueblo, a disfrutar de la Nochebuena y la Navidad en casa, a dar paseos forrada hasta las cejas para combatir el frío rondeño y a reunirme con amigas invencibles en un encuentro del que os daré buena cuenta llegado el momento.

¡Felices Fiestas a todos! Y recordad, la Navidad es mágica gracias a los pequeños detalles, así que no se me vuelvan locos. Quieran mucho y rían aún más.

fin post-

El premio gordo

#ElGordo#PlayItLoud!

El 22 de diciembre tiene una banda sonora concreta desde que tengo uso de razón. Es de esos días en que todas las cadenas emiten lo mismo y recorres la casa, de la habitación a la cocina, del salón a la terraza con ese soniquete metido en la cabeza, canturreando al son de los niños de San Ildefonso, “Miiiiiil euroooooos”. Con una mezcla de nervios y redención peleando en el estómago, porque cuesta mucho creer que serás de los afortunados que baje a la calle a brindar con champán y al menos tienes la esperanza de que toque una pedrea y te puedas pegar una buena cena sin tener que apretarte más el cinturón. O la devolución, para que así compres un nuevo numerito para el sorteo de El Niño.

Al final puede que pase lo que casi cada año y tras comprobar los números veas que el tuyo no tiene premio y te alegres por los que sí lo han ganado, sobre todo cuando cae en zonas pobres, y te digas eso de que habrá que seguir jugando (aunque yo invierto poco en la lotería). De cualquier manera, el 22 de diciembre siempre me deja una sensación dulce y familiar, aunque no llueva ni un céntimo, es una mezcla de tradiciones y recuerdos, el pistoletazo de salida a la Navidad, las reuniones familiares, sean multitudinarias o pequeñitas, el intercambio de regalos, el menú de nochebuena y los buchitos de champán. Y puede que no me toquen los millones y no pueda comprarme la casa de tres habitaciones, paredes lisas y suelos hidraúlicos con la que sueño, pero aún así miraré a mi alrededor y entonces me daré cuenta, una vez más, de que, aunque no sea rica en euros, en amor del bueno me siento la persona más afortunada del mundo.

Mucha suerte a todos y feliz comienzo, ahora sí, de una Navidad genial. Oye, y si tocan los euros, pues muy bienvenidos sean, ¿verdad?

fin post-

Freebies: etiquetas amigos invisibles

clásicos-navideños-amigo-invisible#PlayItLoud!

¡Vuelve la Navidad al blog! Y hoy os traigo la cuarta entrega de descargables festivos (al final de la entrada os hago recuento para que no tengáis que ir buscando de post en post en caso de que os apetezca hacer buen uso de ellos, ¡bien feliz que me haréis!).

En esta ocasión la temática está relacionada con uno de los grandes clásicos navideños: el Amigo Invisible. Y es que, sin duda, esta práctica es cada vez más frecuente en fechas como éstas. Entre compañeros de trabajo, familiares, amigos de los de siempre e incluso virtuales. Y dado que el packaging está cada vez más de moda, he diseñado unas etiquetas bien simpáticas para acompañar a ese regalo especial y secreto y que vuestro detallito sea todo un éxito (¡o que al menos resulte más aparente!)

etiquetas-amigo-invisible-chico-chica

Por una parte tenemos las etiquetas los amigos invisibles propiamente dichos, camuflados bajo sus antifaces mágicos, que consiguen ocultar la identidad de los “sujetos regaladores”. Podéis elegir entre el chico y la chica, que sé que algunos hombrecitos os asomáis por aquí, aunque no seáis muy dados a comentar (animaos, chicos, que es gratis).

etiquetas-amigo-invisible-varios

Y también os dejo éstas de aquí arriba, que pueden usarse para el amigo invisible o para cualquier otro presente navideño que tengáis pensado hacer estas fiestas. Para los más fiesteros o musicales la botella de anís, la caja de regalo para los más clásicos y el reno feliz para los más guasones (qué me habrá dado este año a mí con los renos…).

¿Que cómo podéis descargarlas? Pues es tan fácil como hacer click aquí y guardarlas en vuestro ordenador para imprimirlas tantas veces como queráis. Os dejo, además, los links a las entradas en las que podéis encontrar los freebies navideños que he publicado hasta la fecha:

Espero que las disfrutéis y si las usáis, como ya os he dicho alguna vez, me encantará que me enseñéis alguna fotito. También ofrezco amor eterno a cambio de que compartáis en vuestras redes sociales, para que llegue a cuanta más gente mejor, y si ya me dejáis un comentario, la jugada será completa (va, que tampoco pido tanto).

Y hasta aquí por hoy. Nos vemos el viernes con más y mejor.

¡Que paséis un gran día!

fin post-

Navidad imprimible: Carta a los Reyes Magos

carta-reyes-magos-imprimible#PlayItLoud!

Ya os avisé la semana pasada cuando os traje la postal navideña de Rudolph, me ha picado el gusanillo de los freebies y no puedo parar de crear. Debe ser el espíritu de Blogersando, que con sus recuerdos y presentes me ha contagiado las ganas de que esta Navidad sea muy hecha a mano. Así que hoy os regalo el tercer imprimible de estas fiestas, que no es otro que la Carta a los Reyes Magos, para que la vayáis preparando con tiempo y no os pille el toro (¿o sería el camello en este caso? Mejor dejémoslo, que esto último suena regular…). Está diseñada en tamaño A4 y podéis descargarla desde aquí.

Dejadme que os diga que esta carta no es sólo para niños pequeños, también sirve para niños grandes, que es lo que todos deberíamos seguir siendo (aunque algunos no hayamos alcanzado mucho en estatura). Y es que no nos vendría mal del todo escribir nuestros deseos en un trozo de papel, convertirlos en palabras para que así podamos dotarlos de significado. Porque a veces nos falta ese puntito de valor para decir en voz alta qué es lo que queremos y nos resignamos a pensar que las cosas son como son, sin concedernos si quiera la oportunidad de dar el primer paso. No tienen que ser grandes cosas, o sí, por qué no, pero seguro que hay algo que apetece hacer y mucho: el curso de cocina con el que sueñas, esa reunión con amigas que has pospuesto demasiado, una escapada romántica, montar tu propia empresa o poner tu granito de arena para conseguir que el mundo sea un lugar mejor, incluso cambiar el rumbo político (qué cosas…). Por pedir que no sea, que los reyes son magos ;)

carta-reyes-magos-imprimible-2

Así que este año os propongo escribir la carta a los Reyes Magos, y no sólo para guardarla en un cajón, sino para compartirla. ¿Y cómo quiero yo que hagamos esto? Pues si tenéis blog, publicándola en una entrada y si no tenéis, pero os gusta la idea, podéis compartirla en alguna red social o incluso enviármela por email. Yo lo dejo ahí y si os animáis, os invito a que compartamos nuestra carta a los magos de Oriente el viernes 3 de enero, que será cuando yo la publique (para que así ellos tengan un fin de semana para organizarse y buscar nuestros regalos :P). Puede ser divertida, realista, soñadora o profunda, con fotos o sólo con texto, puede ser cómo queráis que sea (o puede no ser, que esto es solo una invitación que se me ha ocurrido haceros bajo los efectos del subidón navideño, que hace estragos en mí), pero si os unís, será un placer que me lo hagáis saber, para así no perderme ninguna de vuestras cartas.

Y nada más por hoy. Espero que os haya gustado el freebie y si tenéis peques por casa, será un placer que lo imprimáis para que ellos lo usen (y si ya me enseñáis alguna fotito, ni os cuento).

Que paseis un día genial y nos vemos por aquí el viernes.

 

*EDITADO*

Me ha dicho un pajarito que algunos sois mas de Papá Noel que de Reyes (o de los dos, la clave está en repartir), así que me he puesto en contacto con el bonachón de Santa y me ha dado permiso para distribuir su carta. Eso sí, dice que os deis prisas que el trineo arranca en dos semanas y ya van mal de tiempo ;) Podéis descargaros la carta a Papá Noel aquí.

carta-papa-noel-imprimible

Ahora sí, ¡hasta el viernes!

fin post-

 

Operación decoración navideña

mi-rincón-navideño#PlayItLoud!

Creo que son muchos los hogares que tienen como tradición desempolvar los tesoros navideños cuando llega el puente de la Constitución. Yo recuerdo con especial ilusión cuando era pequeña y en estas fechas mi madre sacaba del altillo todas las cajas y bolsas dónde escondíamos el árbol, las bolas y las campanillas que colgábamos de cada una de sus ramas. Por no hablar del año en que se autorizaba la renovación de los adornos y podíamos elegir color y temática. Aquello era una auténtica fiesta y la Navidad se te subía a la cabeza como una sobredosis de azúcar.

A mí me sigue gustando mucho la Navidad, pero reconozco que no es lo mismo que cuando eres un niño, o cuando tienes pequeñines a tu alrededor. Puede que sea esa la razón de que el árbol navideño de rigor me de un poco de pereza. Hace un par de años decidí variar la temática y monté uno con libros, no tengo fotos de aquello, pero fue algo parecido al que podéis ver aquí (después de semejante despliegue literario, doné todos los libros que pude, así que no me quedan suficientes como para repetir), y el año pasado lo dejé tan para última hora que al final ni pusimos.

árbol-navidad

Tenía claro que no quería que me pasara de nuevo, por eso este año en lugar de quedarme sentada esperando a las musas, he salido en busca de inspiración y, de todas las propuestas con las que me he encontrado por el camino, fue la de la pizarra la que finalmente me conquistó. Lo ideal es tener una pared pintada enterita con chalk-paint negra, claro, pero una que vive de alquiler y en una casa plagada de gotelé, se ha tenido que conformar con una pizarra de los chinos del barrio. Así que tiza en mano e inspirándome en esta preciosa imagen, aquí arriba tenéis mi particular árbol de Navidad 2014.

bola-nieve-batman-robin

Como no quería plantar la pizarra sola y desangelada encima de la estantería, he decidido añadirle un par de complementos más, como esta friki-bola de nieve improvisada, con Batman perruno y Robin gatuno como protagonistas (que son en realidad un juego de salero y pimentero que unos muy buenos amigos me regalaron hace ya unos cuantos años). Esta idea me vino a la mente después de leer el precioso post de Sandra, de Mayninetes Crafty Life, que podéis ver aquí.

portal-de-belén

También decidí desempolvar el portal de Belén DIY que hice el año pasado y cuyo paso a paso tenéis disponible aquí.

árbol-estrellas

Y para rematar la faena, fabriqué esta guirnalda de estrellas con un poco de cuerda y cartulina amarilla, unidas entre sí con la pistola de pegamento, para no hacer agujeros y que el resultado quedase más limpio. Para darle relieve a las estrellas seguí este tutorial de Made with lof, en el que además puedes descargarte la plantilla con tres tamaños de estrella distintos, ¡son facilísimas!

rincón-navideño-1

Et voilà! Así quedó nuestro rinconcito navideño una vez lo pusimos todo junto. Yo estoy muy contenta con el resultado y creo que me ha quedado bastante original y personal al mismo tiempo. Y totalmente handmade, por supuesto.

bola-navidad-árbol

rincón-navideño-2

Espero que os guste y, si tenéis un minuto, será un placer leer vuestros comentarios y que me contéis cómo os gusta decorar vuestros hogares por estas fechas, ¿sois de árbol tradicional y luces o de darle unas cuantas vueltas y tirar por lo hecho a mano? ¿Habéis aprovechado el puente para sacar los adornos navideños?

¡Que paséis un gran día y nos leemos el miércoles!

fin post-

Más Navidad: postal imprimible

postal-reno-navidad#PlayItLoud!

Esta semana me ha invadido el espíritu bueno de la Navidad y me han dado unas ganas tremendas de compartir y de contagiar este afán que tengo por celebrar unas navidades hechas a mano con mucho amor. Por eso, además de las etiquetas descargables que os dejé el lunes en el post de #Blogersando, hoy os traigo esta postal imprimible que podéis usar para felicitar las fiestas a esos amigos o familiares que viven lejos o bien para acompañar cualquier regalo bonito de amigo invisible, hermanos o primos.

Se trata del bueno de Rudolph, a quien este año he decidido enfundar en un jersey navideño, al más puro estilo Bridget Jones, para que desee felices fiestas calentito desde casa, aunque la noche del 24 no tenga más remedio que engancharse al trineo y repartir regalos por doquier. La postal tiene un tamaño de unos 10×15 cm y podéis descargarla de un solo click aquí.

Tengo más ideas rondándome la cabeza, así que quizás aparezca con otra entrega de freebies navideños que puedan serviros para estas fiestas, pero mejor no adelanto ni prometo nada y sólo os propongo que permanezcáis atentos por si se cuelan de sorpresa…

Y esto es todo por hoy, espero que os guste el detallito. Si os la descargáis, estaré encantada de saber qué uso pensáis darle y sería un placer de los grandes que compartierais conmigo algunas fotos bonitas, que eso siempre se agradece (¡igual con las etiquetas!).

¡Que paséis un fin de semana estupendo, yo os espero por aquí el lunes!

fin post-

Calendario Diciembre Craft&Music

Calendario diciembre craft&music#PlayItLoud!

Tres días quedan para diciembre, no más. Y tenemos la dichosa costumbre de mirar atrás cuando se acerca el final del año y preguntarnos dónde han ido a parar todos esos meses que han pasado por nuestras vidas desde el anterior enero. A mí me suele invadir una sensación contradictoria, porque aún dándome la impresión de que el tiempo ha pasado volando, también me parece que hace mucho, muchísimo desde que nos comimos las uvas por última vez.

De todos modos, podéis respirar tranquilos, aún no voy a soltaros ninguna lista interminable de propósitos para el nuevo año, ni me fustigaré por aquellos que no he cumplido en este que nos abandona (qué necesidad de sufrir). El tema que hoy nos concierne, como último viernes de noviembre, es el calendario descargable para el mes de diciembre, ese que vivimos un poco abrumados, embriagados por el espíritu de la Navidad (guste más o menos, esta fiesta es de las que te tienes que comer con papas, a no ser que te encierres en un búnker hasta después de Reyes).

Como yo sí soy un poco fan de la Navidad (aunque sin volverme loca), he querido darle un toque muy festivo a la prota del mes, con su abrigo con capucha roja, sus trenzas con coletero de bolitas y su pequeño regalo, adornado muy al estilo craft que tanto se lleva ahora, ¡con guirnaldas y todo!. Ya sabéis que para descargarlo no tenéis más que hacer clic en la imagen para verla a tamaño completo y guardarla en el ordenador y así será vuestra para siempre y estará lista para el uso que le queráis dar.

Y hasta aquí llegan las nenas del 2014, han sido once, porque enero se nos escapó. Aún ando dándole vueltas a qué inventarme para el 2015, así que si tenéis alguna sugerencia, los comentarios son todo vuestros y yo soy toda ojos.

Para quienes no queráis esperar a las entregas mensuales  y seáis más de colgar el calendario en la pared tan pronto como llega el 1 de enero, no hay nada por lo que preocuparse, porque el calendario más bonito del 2015 está a la venta aquí, creado por una servidora y otras seis ilustradoras como la copa de un pino, no puede ser más precioso…

Ya me despido por hoy, no sin antes anunciaros que el lunes vengo con algo bien grande y que espero os guste un montón, ya veréis qué bien lo vamos a pasar…

Pasad un fin de semana de rechupete ;)

fin post-

Ya huele a Navidad

bola de nieve#PlayItLoud!

La Navidad ya empieza a respirarse y hay que estar muy resfriado para no olerla. La tenemos en casa, si encendemos la tele y saltan a publicidad. La tenemos en la calle, al pasar por delante de casi cualquier escaparate que, ya vestido para la ocasión, te recuerda que es hora de que empieces a planear tus compras (no vaya a ser que te pille el toro). La tenemos en el supermercado nada más entrar, en forma de montañas de artículos varios, desde adornos navideños, hojaldrinas, mantecados y bolitas de coco, hasta unos “neceseres Navideños” que me he llegado a encontrar yo en el que tengo junto a casa (‘juraito’). La tenemos en las luces que ya cuelgan de las fachadas, aunque aún no luzcan encendidas.

También forma ya parte de la tradición el decir o escuchar aquello de “la Navidad cada año empieza antes”. Basta con ver los decimos del Gordo a la venta desde el verano, aunque a mí siempre me pille el toro y acabe a la desesperada buscando un numerito dos días antes. Las compras locas de cosas que puedan congelarse, que de aquí a un mes todo se vende a precio de riñón. El repartirse los festivos, Nochebuena en mi casa, Nochevieja en la tuya ¿o al revés?. El quebrarse la cabeza pensando regalos cuando ya no se sabe que más regalar (vayan a lo hecho a mano, amigos).

A mí me gusta mucho la Navidad, pero reconozco que a veces con las prisas y el estrés uno se olvida de su verdadero significado. Es muy fácil dejarse arrastrar por la marea consumista, que te lleva a cruzar la línea incluso en época de vacas flacas. Y debería ser justo al revés, la Navidad es para vivirla despacito, porque al final de lo que se trata es de disfrutar de quienes te quieren y tienes cerca, ya sean muchos o pocos (y aunque esa cercanía no siempre sea equivalente en número de kilómetros). Siendo consciente de que el mejor de los regalos no tiene precio en euros, sino en cariño y ratos compartidos, en sonrisas y palabras amables, porque a veces se nos olvida decirlas, porque la vida nos lleva a remolque y con la lengua fuera y porque toca echar el freno y bajarse un rato a saborear lo que se tiene y que tan poco se valora.

Ya huele a Navidad y yo tengo ganas de que haga frío, de subir a mi pueblo y salir a pasear hasta que la nariz se me quede roja como un pimiento, de escuchar villancicos de los de hace años mil, de poner la mesa con el mantel bueno para descubrir que tiene una mancha que el año pasado no estaba ahí, de sacar las copas de champán, de jugar a los amigos invisibles y ver películas chorras de esas que a veces te regalan las mejores de las siestas.

Muchas ganas de todo eso y más. Y a vosotros, ¿qué os sugiere la Navidad?

¡Feliz miércoles!

fin post-