Postales, cuadernos y relatos ilustrados

postal-marinero-faro#PlayItLoud!

“Háblame del mar marinero”. A veces la inspiración llega de la forma más tonta. El otro día me acordé de esta frase, parte de una canción de la que no conozco más que estas cuatro palabras y que ni siquiera estoy segura de saber tararear. Pero se me plantó en la cabeza y mis dedos se lanzaron a dibujar la historia de amor del marinero y la tabernera, que nunca había visto el mar y le pidió al apuesto hombre barbudo que se lo describiera.

Y él le habló de la orilla de aquella playa de la que se alejó hacía tanto, de las olas que en más de una ocasión le hicieron creer que jamás volvería a ella y de la luz de aquel faro que fue su salvación. De la calma que llega tras la tormenta, de las nubes que se disuelven y dejan ver el azul del cielo, de las gaviotas que bajan a pescar a las aguas de un mar en calma.

Y ella le escuchaba, embelesada, mientras rellenaba su jarra de cerveza y le pedía con la mirada que no callase, que le dejase soñar con el sabor de la sal y el olor del mar, con las leyendas de las sirenas y el vaivén de un barco en altamar. Que le ayudase a escapar de aquel pueblo perdido en la montaña, del sabor de la rutina y el olor de las moquetas empapadas en alcohol.

libreta-marinero

La inspiración nos ataca de la forma más tonta y nos regala trazos y colores que cuentan historias sin necesitar palabras (aunque vosotros, que ya me vais conociendo, sabéis que aún así yo las añado). Pero, pese a todo, no deja de sorprenderme cómo la mente vuela y construye episodios llenos de imaginación y fantasía a partir de una simple imagen. Éste siempre ha sido uno de mis pasatiempos favoritos y así acabé yo de cuentista.

Y entre relatos y dibujos, también me ha dado por querer enseñaros cómo pintaría la historia del marinero y la tabernera en forma de postal, de esas que deberíamos seguir enviando cada vez que nos escapamos de viaje. O en forma de libreta, como un de cuaderno de bitácora en el que escribir y pegar fotos y recuerdos bonitos de cada escapada.

Así me despido hoy, entre dibujos y relatos, para empezar la semana dejando escapar a la imaginación y pedirle que vuelva cargada de historias y un montón de inspiración.

¡Feliz lunes!

fin post-

Anuncios

Postal ilustrada número cuatro: el verano

postal-verano#PlayItLoud!

Primavera, Invierno, Otoño y Verano. Pese al desorden de la secuencia, hoy tocaba terminar la serie de postales estacionales con la reina de todas ellas (aunque esto va de gustos personales), el verano. Ese al que aún le quedan meses por llegar, pero que tanto se echa de menos en semanitas como las que llevamos, en las que una tirita de frío a la que el sol se esconde.

Os dije que este fin de semana pensaba tomármelo a mi aire y así ha sido. Mi pila de tareas pendientes delante del ordenador sigue exactamente igual que el viernes por la mañana, pero los ojos me brillan más que entonces y mi sonrisa los acompaña. Y es que aún no es verano por aquí, pero el sol ha brillado tanto, que si te colocabas donde pudiese calentarte y cerrabas unos segundos los ojos, casi podías imaginarte sumergiendo los pies en la orillita de la playa.

Y con estas he parado poco en casa, la verdad. Cañas y tapas el viernes por la noche, sábado de restaurante indio, merienda con amigas y taller creativo, seguido de más tapas, pero cambiando las cañas por copas de vino. El domingo amaneció tarde y con el sol golpeando los cristales. El cielo estaba tan azul que no pudimos más que improvisar un picnic con las cuatro cosas que teníamos por casa y plantar el pandero a orillas del pantano de El Chorro, para desear que el tiempo se detuviera allí, respirando aire puro, sin ruidos, sin prisas, sin más. Broche de oro con el cumple de mi quasi-sobri Eva, que ya tiene cinco añitos y está más guapa cada día que pasa.

Llega el lunes y el bajón amenaza con tomar las riendas, pero dice el hombre del tiempo que el sol seguirá luciendo fuerte, como en las postales del verano y yo respiro hondo y pienso que mi nueva rutina tiene mucho de bueno y que el primer día de la semana viene de perlas para hacer planes nuevos (ya sabéis, es fácil cambiarle el humor al lunes).

Y vosotros, ¿cómo afrontáis el comienzo de la semana?

Que paséis un día genial :)

fin post-

Ahora sí llegó el invierno

invierno-postal#PlayItLoud!

Hoy continuamos con las postales y aunque mi plan inicial era seguir la secuencia lógica, y con frecuencia canturreada, de ‘primavera-verano-otoño-invierno’, no me he visto con autoridad suficiente como para colaros al verano en una semana como ésta. Y es que ahora podemos decir a boca llena que el invierno ha llegado y creo que tiene plan de quedarse, al menos unos días.

Todo esto os lo cuento yo desde el Sur de España, donde corremos a colocarnos la manga larga, el jersey, el abrigo y la bufanda (yo al menos) a temperaturas con las que cualquier guiri que se precie caminaría en chanclas y bermudas. Y es que es verdad que a veces nos quejamos de vicio y que estas Navidades han sido bastante suaves por aquí abajo. Yo, además, me he olvidado bastante pronto de aquellos inviernos londinenses en los que las temperaturas, como mucho, tenían una sola cifra. Pero sí, el frío ya está aquí (incluso en Málaga).

Así que, con este panorama, no me quedaba otra que compartir con vosotros la postal del invierno. Como veis, sigue la estética de la ilustración de la primavera, que es algo que tendrán en común las cuatro estaciones, con el mismo fondo y algunos elementos que recuerdan a la estación a la que representan.

Y con esto del temporal, y de que mi madre me ha mandado varios WhatsApp para contarme que en el pueblito bueno está nevando, a mí me están entrando ganas de escaparme a la montaña y jugar a la guerra de bolas o a construir muñecos de nieve. Esquiar tampoco suena como un mal plan, claro que yo nunca me he subido en unos esquís y con lo patosa/miedosa que soy, no sé cómo acabaría. Pero me da a mí que por la capital todo este frío se va a quedar en lluvias. Eso sí, por fin podré presumir de paraguas bonito, que de momento poco uso le he dado.

Quedan dos postales, que os iré enseñando en los próximos días. ¿De qué tenéis más ganas, de otoño o de invierno? Y también se acerca mi post 200 (parece que fue ayer cuando celebramos el 100) y ando dándole vueltas a si hacer o no algo para celebrarlo, ¿qué se os ocurre?

Así me despido por hoy. Nos vemos el viernes con más y mejor (esa es la intención), mientras tanto, que el temporal sea leve.

¡Feliz miércoles!

fin post-

Las estaciones en postales: Primavera

primavera#PlayItLoud!

Lo sé, no tiene mucho sentido que después de la caída en picado de las temperaturas este fin de semana y de la lluvia que no ha parado de caer (al menos por aquí) desde ayer, venga yo con un post dedicado a la primavera, en pleno invierno. Pero es que quería compartir con vosotros una serie de postales que he ilustrado basadas en las estaciones.

Y como la primavera es la que encabeza la lista cuando se nombran a las cuatro estaciones, pues he decidido empezar con ella. Por eso y para así ponerle un poco de alegría y color a estos días tan grises (aunque también es cierto que con lo poco que llueve por aquí abajo, un poquito de agua no nos viene mal). Además, no sé qué pensaréis vosotros, pero a mí esto de los días tan cortos ya empieza a pesarme y tengo ganas de que el sol empiece a quedarse hasta tarde y las plantas empiecen a florecer.

Ya ves, nunca estamos del todo conforme. Hace poco más de dos meses proclamaba a los cuatro vientos las ganas de que llegara el invierno y aquí me tenéis ahora, soñando con la primavera.

En los próximos días os iré mostrando las otras estaciones. Esta, en concreto, ya ha encontrado primera dueña, y es que las usé como detalle especial en nuestro día de la Amiga Invencible, para que cada una tuviera una estación en casa (si miráis con atención seguro que la encontráis).

Espero que paséis un buen comienzo de semana, pese al temporal, y como siempre, os espero por aquí el miércoles.

Que paséis un gran día.

fin post-

Más Navidad: postal imprimible

postal-reno-navidad#PlayItLoud!

Esta semana me ha invadido el espíritu bueno de la Navidad y me han dado unas ganas tremendas de compartir y de contagiar este afán que tengo por celebrar unas navidades hechas a mano con mucho amor. Por eso, además de las etiquetas descargables que os dejé el lunes en el post de #Blogersando, hoy os traigo esta postal imprimible que podéis usar para felicitar las fiestas a esos amigos o familiares que viven lejos o bien para acompañar cualquier regalo bonito de amigo invisible, hermanos o primos.

Se trata del bueno de Rudolph, a quien este año he decidido enfundar en un jersey navideño, al más puro estilo Bridget Jones, para que desee felices fiestas calentito desde casa, aunque la noche del 24 no tenga más remedio que engancharse al trineo y repartir regalos por doquier. La postal tiene un tamaño de unos 10×15 cm y podéis descargarla de un solo click aquí.

Tengo más ideas rondándome la cabeza, así que quizás aparezca con otra entrega de freebies navideños que puedan serviros para estas fiestas, pero mejor no adelanto ni prometo nada y sólo os propongo que permanezcáis atentos por si se cuelan de sorpresa…

Y esto es todo por hoy, espero que os guste el detallito. Si os la descargáis, estaré encantada de saber qué uso pensáis darle y sería un placer de los grandes que compartierais conmigo algunas fotos bonitas, que eso siempre se agradece (¡igual con las etiquetas!).

¡Que paséis un fin de semana estupendo, yo os espero por aquí el lunes!

fin post-

Postales con lápices de acuarela

#PlayItLoud!

Con eso de que la temperatura esta primavera está siendo casi de verano, cada vez que tengo ocasión traslado el laboratorio de pruebas a la terraza. Y allí, al solecito, he elaborado esta manualidad cargadita de flores, como bien manda la estación. En mi última visita a Londres, pasé por una tienda inmensa en la que todo amante de las artes y el craft que se precie desearía perderse: Cass Art, donde compré un cuaderno de postales en blanco para pintar con acuarela.

postal lápices acuarela

Como yo la técnica de la acuarela aún no la domino demasiado (clic aquí para ver mis pinitos en este mundo), opté por trabajar con unos lápices de color acuarelables de Faber-Castell (gama económica, que para principiantes ya va bien), cuya textura pasa a ser de acuarela cuando se le aplica agua con un pincel. Lo cierto es que el resultado al dibujar con estos lápices es muy bonito, tanto en seco como en húmedo (podéis echarle un ojo a mi receta de pan casero para ver cómo queda sin el acabado acuarela).

postal lápices acuarela 3

Tenía ganas de probar algo nuevo y dejarme llevar, sin presiones de tiempo ni de resultados, que a veces nos olvidamos de disfrutar de esas cosas que una vez empezamos a hacer porque nos hacían sentir felices y relajados. En mi improvisación sobre la marcha, decidí probar a dibujar a mano unas flores acompañadas de otros motivos que completasen la postal. Utilicé un poco de acuarela rosa para el marco, azul para el cielo y algo de verde para darle un toque a los tallos.

postal lápices acuarela 4

postal lápices acuarela 5

Para no dejar el reverso en blanco, repetí el marco en rosa y dibujé algunas flores en los márgenes, todo acorde con la parte delantera de la postal y evitando recargar demasiado el conjunto.

postal lápices acuarela 6

postal lápices acuarela 2

Ahora sólo queda encontrar el momento idóneo para enviarla y quizá recuperar esa mágica costumbre del correo postal. Dado que son tan personalizables como a mí me apetezca, puedo diseñar postales para cualquier motivo especial y seguro que los destinatarios agradecen encontrarlas al abrir el buzón.

¿Os gusta el resultado? Yo estoy la mar de contenta, ¡para qué negarlo! :)

¡Hasta el viernes!

fin post-