Vida lenta, por favor

me-pilla-el-toro

#PlayItLoud!

Pues sí, esta semana me ha pillado el toro y me ha confesado el muy simpático que piensa venir corriendo tras de mí un tiempo. Pero como no quería faltar a la cita de los viernes, le he pedido que se asome por aquí para hacerme de pareja y desearos un feliz fin de semana, a lo duo televisivo, y es que, en realidad, no es mala gente y viene dispuesto a enseñarme cosas valiosas.

Toda esta metáfora de mi torito y yo es para contaros que uno de los primeros proyectos que se me ha colado en este 2015 que acabamos de estrenar me va a ocupar todas las tardes durante un par de meses, así que me toca ponerme las pilas para organizar todo este ‘tinglao’ y no perderme ninguna de nuestras citas.

La verdad es que tengo tantas cosas en la cabeza, que no tengo ni idea de cómo ni en qué plazos podré ir resolviéndolas, pero como dice la maravillosa Lucía Be, este año nos toca ser malabaristas. Por eso he decidido marcarme pequeñas metas, no intentar construir Roma en tres días y no obsesionarme con las fechas límites, que el mayor disfrute está en el camino y esto es algo que se nos olvida con demasiada frecuencia. Así que prometo pararme cuando sea necesario, tomar aire y respirar profundo, que así la senda se ve más tranquila.

Y así me despido por hoy. Espero que paséis un fin de semana estupendo, ya sea al aire libre o atrapados bajo la manta. Saboread cada momento de libertad con vuestros seres favoritos y sed felices.
¡Hasta el lunes!

fin post-