Cambio de estación

hola primavera#PlayItLoud!

¡Muy buenos días a todos! La semana pasada estuve algo ausente por estos lares, lo sé, pero a veces la vida 1.0 requiere toda nuestra atención y, hacedme caso, cuando esto ocurre debemos acudir a prestársela sin dudar ni un momento. Así que aprovecho un ratito de relax (y eso que llaman “el clásico” y que retumba en el salón) para acudir puntual a mi cita de los lunes.

Dicen por ahí que ha llegado la primavera, y casi tengo que mirar el calendario más de dos veces para creérmelo, porque si alguien me jura un par de veces que de repente hemos vuelto a enero, no costaría demasiado trabajo convencerme de que todo el tiempo que ha pasado desde entonces no ha sido más que un espejismo.

Y una que lleva suspirando por una primavera digna de su nombre desde hace ya un par de meses, mira a través de la ventana y lo único que ve es esa cortina de agua incesante que viene encharcando las calles de Málaga y de media España desde casi principios de la semana pasada. Y de poco podemos quejarnos en realidad, porque mira que la meteorología se porta bien por estos rincones sureños, pero no están los ánimos para nubarrones negros y lluvias, más bien para cielos azules, alguna nube blanca y esponjosa y esa brisa cálida que te empuja a pasear y a tomar cañas en cualquier buena terraza.

¿Cosas buenas? Dice el tiempo que aún hoy lloverá, pero me chiva la app de mi móvil que para los próximos días lucirá el sol y, además, a finales de semana cambian la hora y los días, por fin, empezarán a ser más largos. Aún nos queda abril el lluvioso y mayo, que en los últimos años viene siendo un poco loco. Ese tiempo cambiante que trastoca nuestros armarios, no tanto en un sentido coqueto, sino práctico. Porque la única opción posible para no pelarnos de frío ni asarnos cual pollo consiste en salir de casa forrados como cebollas y con un paraguas en la recámara, por si acaso se pone a llover.

Pero ya es primavera y estas lluvias, que ahora nos parecen inoportunas, lo llenaran todo de flores y las temperaturas subirán y podremos guardar el abrigo y la bufanda y disfrutar del buen tiempo, poco a poco.

Que paséis un gran lunes.

fin post-

Blogersando en lila: organizador de escritorio

organizador de escritorio ordenador mujer trabajadora#PlayItLoud!

Llega el primer lunes del mes y de pronto el más odiado de los días no tiene nada de malo. Y es que por cuarto mes consecutivo volvemos a encontrarnos y compartir creaciones e ideas geniales gracias a Blogersando. Como ya sabéis, el tema para el mes de marzo era el color lila, como símbolo de la mujer trabajadora y, por tanto, de la mujer en general, porque trabajadoras somos todas, percibamos o no un salario a fin de mes.

Hace ya un año os hablé un poco de todo esto, de la desigualdad a la que se nos sigue sometiendo, por mucho que ésta quiera obviarse. No os voy a abrumar con datos, porque no hay más que echarle un ojo a algunas de las noticias del último mes para saber de qué hablo.

Hay tanto camino por recorrer aún que la lista, en caso de que realmente quisiéramos elaborarla, sería interminable. Podríamos empezar por dejar de pensar que ser feminista es querer ser superiores a los hombres, o por dejar de sorprendernos y aplaudir cuando de pronto es el hombre es que ejerce de “amo de casa”, por no repetir aquello de “pues yo no me quejo, porque a mí él me ayuda mucho en casa” o por evitar sentirnos afortunadas porque él no pone impedimento a que salgas con tus amigas y uses minifalda.

Podríamos luchar por no tener que escuchar de la boca de una mujer como nosotras que no es aconsejable contratarnos en según qué franja de edad o que haya empresas que ofrecen a sus empleadas en edad fértil congelar sus óvulos (no vaya a ser que la mísera baja por maternidad recorte en un nada coma cero uno por ciento los beneficios del año). Por no hablar de lo que seríamos capaces de hacer si quisiéramos buscarle las vueltas a un hombre en un ascensor.

Podría seguir hasta las dos mil palabras y aún así me seguiría quedando tanto por decir. Por eso, un año más, digo que sí, que necesitamos seguir conmemorando este día y reivindicando una igualdad que de verdad nos merecemos. Que en derechos y en libertades no debería estar justificado ejercer ningún tipo de diferencia. Que no tiene sentido iniciar lucha alguna entre nosotros, mujeres y hombres, sino caminar juntos de la mano como iguales, respetándonos y admirando esas diferencias reales que sí existen entre nosotros por pertenecer a géneros distintos, pero que en ningún caso suponen ser menos que el otro ante la ley.

wallpaper mujer trabajadora

Volviendo a Blogersando y a la categoría que represento, la ilustración, hoy os regalo este fondo de escritorio en forma de organizador, para que pongáis orden a ese sinsentido de archivos y documentos varios en el que muchas veces convertimos a nuestro ordenador (yo reconozco que me pasa con frecuencia). Creado en tonos lilas y protagonizado por una pequeña representación de nosotras, las mujeres currantas del mundo.

Para descargarlo no tenéis más que hacer clic sobre la imagen, para acceder a ella en tamaño completo, y guardar en vuestro ordenador. Una vez hecho, ya podréis seleccionarla como fondo de escritorio.

Espero que os guste y que le saquéis partido (será un placer de los grandes que me lo contéis, si ese es el caso). Yo no me voy sin deciros que sí o sí tenéis que pasar a conocer las propuestas de mis geniales compañeros en Blogersando, porque son realmente maravillosas (todo, todito aquí). Además, podréis visitar a todos nuestros participantes o enlazar vuestras entradas si decidís uniros a la celebración. Recordad que tenéis hasta las 23.00 horas de hoy para hacerlo y que el jueves anunciaremos a los finalistas.

Y para quienes ya queráis empezar a buscar ideas para nuestro encuentro de abril, el tema elegido es el de “leyendas”, no me negaréis que juego da un montón. Tenéis hasta el 6 de abril para preparar vuestras propuestas. Hasta entonces aún nos quedan unas cuantas citas en torno al color lila, del que espero disfrutéis tanto como nosotros lo hemos hecho preparando nuestras entradas.

¡Que paséis un gran día!

fin post-

DIY ilustrado: Teñir un mantel para el verano

DIY tintes ropa#PlayItLoud!

Hoy, para continuar la semana en modo creativo, os traigo una manualidad (eso sí, ilustrada), que ya hacía tiempo que no le daba yo a esto del DIY y la verdad es que me apetecía pringarme con algo. La cosa va de tintes, que es algo con lo que nunca me había atrevido, pero con lo que tenía ganas de probar desde hacía tiempo.

No sé si os lo he contado, pero mi nuevo hogar, además de estar completamente libre de gotelé, tiene un patio enorme y precioso al que tengo pensado sacarle mucho partido en cuanto se acerque un poco la primavera (que espero que este año se presente en su fecha). Y la primera cosa que necesito tener montada es una buena mesa donde disfrutar de desayunos, almuerzos, meriendas y cenas en buena compañia. Así que he pensado que qué mejor que empezar tiñendo un mantel con el que cubrirla y ser la reina de la fiesta.

materiales necesarios para teñir prendas

Para ello, me he decidido por un tinte en color verde intenso. Aquí arriba podéis ver lo que necesitaremos para teñir cualquier prenda con la que queramos trabajar. Lo genial es que no tenemos que limitarnos a cubrir uniformemente toda la tela de un único tono, sino que podemos jugar con distintos efectos y degradados, lo cual nos da un montón de posibilidades para experimentar y pasar un rato divertido, que de eso se trata.

Para mi mantel yo he optado por el truco de las gomas elásticas, gracias al cual he conseguido un degradado muy divertido y alegre para la temporada primavera-verano. Los pasos son muy sencillos y casi seguro os vendrán detallados en las instrucciones del tinte que compréis, pero yo os dejo los que seguí un poco más abajo, por si sirve de ayuda.

proceso-tintes-iberiaY como en toda manualidad que una hace por primera vez, surge el miedo a si saldrá o no bien. Ese gusanillo que sube desde el estómago en la fase final del DIY, mientras una le pide al universo que su experimento no se convierta en un fail. Pero nada más lejos de la realidad…

mantel-tintes-resultado

Juzgad vosotros mismos. Aquí os dejo unas fotos del proceso y del resultado final, con el que estoy tan contenta que creo que voy a ampliar la colección “ropa de mesa” con unas servilletas en algún color que combine con el mantel. Creo que también me animaré con alguna prenda para mi fondo de armario veraniego, que los degradados son muy apropiados para esas fechas.

mantel-tintes

Podéis ver en la primera foto cómo hice el truco de las gomillas. Se trata de hacerle moñitos a la tela y sujetar con las gomas, lo que hará que el tinte no penetre en esas zonas. Dónde y cómo de grandes quieras hacer los moñitos es cosa tuya. Experimenta sin miedo.

Y ahora los pasos. Normalmente el proceso puede hacerse tanto a mano como a máquina. Yo os dejo aquí cómo hacer el primero (pero como ya he dicho, siempre es mejor consultar las instrucciones del tinte que compremos):

  • Llenar un barreño con agua caliente (suficiente como para sumergir la tela que queráis teñir).
  • Añadir el fijador que traerá el tinte y remover hasta que quede bien disuelto.
  • Añadir la sal (5 cucharadas soperas por cada litro) y remover de nuevo.
  • Verter el sobre de colorante y volver a mover hasta que quede bien integrado.
  • Humedecer la prenda con agua antes de sumergirla en el barreño y una vez dentro dejarla completamente sumergida durante 40 minutos.
  • Aclarar con abundante agua y lavarla con detergente (podéis meterla en la lavadora en programa corto).
  • Secar en posición horizontal y a la sombra (yo le dejé las gomas y cuando estuvo seco las quité y volví a secar otro rato para eliminar la humedad).
  • Planchar y listo.

¿Qué os parece? ¿Os animáis a probar y teñir alguna prenda? Seguro que así nos hacemos con un fondo de armario bien original para este verano y llenamos nuestra casa de detalles especiales y únicos. ¿Quién se apunta?

Nos vemos por aquí el viernes con el calendario para marzo, que ya asoma.

fin post-

La noche que me colé en los Oscar

Oscar-2015#PlayItLoud!

Si te sobreviene un ataque de insomnio después de haber cabeceado un rato en el sofá, siempre es mejor que te pase la noche de los Oscar que una de esas en las que lo único que dan en la tele es el programa de poker.

Así que en éstas me tienen, con los ojos como platos después de una alfombra roja que no me ha entusiasmado demasiado (mañana volveré a darle un par de repasos, pero de momento me quedo con Emma Stone, tengo yo debilidad por esta chica), mientras veo como se reparten las estatuillas doradas más famosas del séptimo arte.

Y ya que estamos de celebración, me he permitido el lujo de colarme en el famoso fotocall de las estrellas del cine, gracias a mi pequeña alter-egoblogger. Que ya me gustaría a mí poder hacerlo en carne y hueso, con uno de esos vestidos espectaculares y alguna nominación importante merecedora de un premio (aunque en esta gala me habría conformado con una de las fantásticas recreaciones en forma de Lego que han repartido).

Pero para bien o para mal, no me queda otra que conformarme con verlo desde el sofá de casa, con la ventaja de que poder apreciar los primeros planos de las cámaras y ver cómo cada año hay más actores y actrices que echan mano del bisturí con resultados bastantes regulares y preguntarme por qué no prefieren envejecer tan bien como Julie Andrews, que a sus 79 años no puede estar más estupenda, o por qué no tendrán la suerte de Jared Leto, que a sus 43 ni si quiera parece tener arrugas de expresión (ni Jordi Hurtado, señores).

Aún me queda un ratito de gala y creo que a este paso la aguantaré despierta. Como siempre los grandes premios los dejan para el final, así que aún desconozco quién se llevará las estatuillas con más renombre. Sólo espero que si Michael Keaton gana el Oscar, se deshaga del chicle antes de salir a dar el discurso.

Mañana (o más bien dentro de unas horas) habrá tiempo para comentar más. Yo os dejo, que voy a volver a acurrucarme debajo de la manta a ver si Morfeo se anima a aparecer. Mientras tanto, estaré encantada de que me contéis vuestras impresiones sobre la gala de los Oscar. ¿Quién ha sido vuestra favorita en la alfombra? ¿Habéis acertado con la quiniela de premios? ¿Algún momento estelar que destacar?

Os espero por aquí el miércoles.

fin post-

El día después (de la mudanza)

maki de sushi

#PlayItLoud!

¡Muy buenos días! Escribo estas líneas un domingo por la noche, pero cuando estéis leyendo esto ya será, por lo menos, lunes. Hoy no escribo yo, aunque sean mis dedos los que aporrean el teclado, os habla mi espalda, después de un fin de semana intensivo de mudanza en el que sólo nos hemos permitido descansar la media hora reglamentaria y necesaria para engullir, con mucha hambre pero poco paladar (por el nervio y las prisas), todo lo que mi fantástica suegra nos ha puesto estos días por delante (¡gracias!).

Y os habla mi espalda porque yo he dado carpetazo a las muy numerosas cajas y bolsas, que aún nos quedan por abrir, para coger al señor Wayne de la solapa y largarnos a darnos un buen homenaje de sushi, que bien nos lo merecíamos (confieso que él más que yo, por todo el desmontaje-traslado-montaje de muebles). Así que, mientras yo disfruto, hago como que ignoro a los dos pesados sacos de arena que, imaginariamente, se han instalado sobre mis hombros, o a esos que parecen estar rodeándome las lumbares, mientras mi espalda rememora, como si hiciese mil años que no los vive, aquellos fines de semana en los que las obligaciones no tienen cabida y una puede, tranquilamente, pasarse el sábado o el domingo (o ambos) hecha una pelotilla en el sofá.

Con eso soñamos las dos (mi espalda y yo), con hacernos con una buena lista de películas y pasar el próximo fin de semana debajo de la mantita, pegadas a la estufa y sin más preocupación que alcanzar a coger el helado del cajón del congelador. Eso sí, más me vale haber hecho méritos por tener mi palacio sin gotelé (qué felicidad da decir esto) medianamente ordenado, que aún son muchas las cajas que nos quedan por abrir y muchos los espacios por decorar para hacer de esto nuestro nuevo hogar.

No hay más por hoy, la que manda en esto que escribo me pide encarecidamente que adopte la posición horizontal y nos permita descansar a ambas, pese a la sospecha de que mañana tendré agujetas hasta en la coronilla (y encima toca madrugar).

Y vosotros, ¿cómo habéis pasado el fin de semana? ¿Ha ganado el placer o la obligación?

Que paséis un día estupendo.

fin post-

Mariposas en el estómago

mariposas-en-el-estómago#PlayItLoud!

Se acerca San Valentín y esa es una realidad de las que pocos podemos escapar. Y es que no hace falta encender la televisión, basta con pasear por cualquier calle y que uno de cada tres escaparates te lo grite en la cara. Corazones, frases románticas (y en ocasiones demasiado manidas) te cuentan aquello de que el amor se vive mejor si se despierta al monstruo consumista que vive en ti, aunque ello signifique someterse de nuevo a la tortura de regalar sin saber qué, de comprar por comprar y de que se impriman una cantidad ingente de tickets regalo que en pocos días se traducirán en colas de cambios y devoluciones.

Esta es la cara menos romántica de San Valentín. Y por eso es la cara a la que yo prefiero no hacerle caso. Nunca he sido una ‘hater’ de este día, ni cuando estaba soltera. Pese a que soy la primera que piensa que cuando se quiere a alguien se ha de demostrar durante todo el año (vale que hay días rancios en los que no te soportas ni a ti misma, pero aún así), también soy de las que opinan que no tiene nada de malo que exista un día al que le pongamos de nombre los Enamorados. Y es que, ¿qué tiene de malo celebrar algo? Es una excusa tan buena como cualquier otra para salir un poco de la rutina y darte algún capricho.

No es que por aquí estemos planeando ninguna celebración a lo grande, pero nuestro cambio de hogar (léase mudanza) coincide con esta fecha y mira tú por donde a mí se antoja super romántico el asunto (no tanto lo de empaquetar y desempaquetar, claro). Así que mi mayor afán será añadirle un par de bandejas de sushi a la ocasión, que ya hace mucho que no me doy el capricho, y ver alguna buena peli en el salón de nuestra nueva casa.

Y es que este año (y todos los que vengan) no necesito más regalos que conservar este montón de mariposas que me revolotean en el estómago desde hace ya más tiempo del que creí que pudiesen conservarse. Porque no hacen falta regalos materiales para alimentarlas, ellas no requieren más que amor, cariño y mucho respeto. Y que el amor se celebre todos los días, eso sí, pero no hagan caso, que tampoco sufren si el catorce de febrero nos ponemos un poco más ñoños de la cuenta.

Así que aquí mi consejo: Quieran y celebren, que tipos de amor hay muchos.

fin post-

Postales, cuadernos y relatos ilustrados

postal-marinero-faro#PlayItLoud!

“Háblame del mar marinero”. A veces la inspiración llega de la forma más tonta. El otro día me acordé de esta frase, parte de una canción de la que no conozco más que estas cuatro palabras y que ni siquiera estoy segura de saber tararear. Pero se me plantó en la cabeza y mis dedos se lanzaron a dibujar la historia de amor del marinero y la tabernera, que nunca había visto el mar y le pidió al apuesto hombre barbudo que se lo describiera.

Y él le habló de la orilla de aquella playa de la que se alejó hacía tanto, de las olas que en más de una ocasión le hicieron creer que jamás volvería a ella y de la luz de aquel faro que fue su salvación. De la calma que llega tras la tormenta, de las nubes que se disuelven y dejan ver el azul del cielo, de las gaviotas que bajan a pescar a las aguas de un mar en calma.

Y ella le escuchaba, embelesada, mientras rellenaba su jarra de cerveza y le pedía con la mirada que no callase, que le dejase soñar con el sabor de la sal y el olor del mar, con las leyendas de las sirenas y el vaivén de un barco en altamar. Que le ayudase a escapar de aquel pueblo perdido en la montaña, del sabor de la rutina y el olor de las moquetas empapadas en alcohol.

libreta-marinero

La inspiración nos ataca de la forma más tonta y nos regala trazos y colores que cuentan historias sin necesitar palabras (aunque vosotros, que ya me vais conociendo, sabéis que aún así yo las añado). Pero, pese a todo, no deja de sorprenderme cómo la mente vuela y construye episodios llenos de imaginación y fantasía a partir de una simple imagen. Éste siempre ha sido uno de mis pasatiempos favoritos y así acabé yo de cuentista.

Y entre relatos y dibujos, también me ha dado por querer enseñaros cómo pintaría la historia del marinero y la tabernera en forma de postal, de esas que deberíamos seguir enviando cada vez que nos escapamos de viaje. O en forma de libreta, como un de cuaderno de bitácora en el que escribir y pegar fotos y recuerdos bonitos de cada escapada.

Así me despido hoy, entre dibujos y relatos, para empezar la semana dejando escapar a la imaginación y pedirle que vuelva cargada de historias y un montón de inspiración.

¡Feliz lunes!

fin post-

No hay prisa

Conejo-blanco-alicia#PlayItLoud!

Así me siento yo últimamente, cual conejo blanco de Alicia en el País de las Maravillas. Siempre corriendo, siempre pendiente del reloj y siempre murmurando aquello de “voy tarde, voy tarde”, aunque los sprint que pongo en práctica evitan que esto último pase la mayor parte del tiempo. Del coche al tren, del tren a clase, reuniones, nuevos proyectos y muchas ganas de hacer mucho.

Hoy, aunque me asome por aquí algo más tarde de la cuenta, no me lo voy a reprochar por eso de que es viernes, y los viernes todo vale. No es que a mí se me presente un fin de semana de los de plantar el culo en el sofá y hacerme un ovillo debajo de la manta (que con el frío que hace suena como el mejor de los planes, que por aquí hemos amanecido a cero grados y eso en Málaga no es muy normal), por aquello que ya os dije de que a nosotros nos toca mudanza.

Así que llegará el lunes y estaremos, probablemente, más cansados que el viernes, pero en estas rachas de cambios y de no parar, lo mejor es no perder la sonrisa y multiplicar las dosis de ilusión, que así es como las cosas salen bien (sin perder mucho de vista el teléfono del fisio, al que pienso llamar en cuanto desempaquete la última caja). De todos es sabido lo mal compañeros que son la prisa y el estrés, esos que cuando se juntan saben sacar lo peor de ti y convertirte en la peor combinación de Doctor Jekyll y Mister Hyde (aunque no prometo que no se me vaya a escapar algún que otro improperio en el proceso).

Voy a echarle valor y ganas al fin de semana, poner la música muy alta y cantar cual posesa (que así se me escuchará menos) mientras empaqueto trastos con orden, precisión y un rotulador permanente en la mano (repitan conmigo: etiquetaje).

Sin más por hoy, que voy tarde… Nos leemos el lunes.

P.D. Para fines de semanas musicales os dejo en el #PlayItLoud un nuevo descubrimiento que hice: George Ezra. ¡Engancha! Gracias, Lu ;)

fin post-

El Carnaval llega a Blogersando

Blogersando-febrero-mascaras-comparsas#PlayItLoud!

Hoy es un día especial por varios motivos. Y es que no sólo volvemos a reunirnos, por tercera vez ya, para celebrar un nuevo encuentro de Blogersando (el segundo con vosotros como protagonistas), sino que, además, coincide ni más ni menos que con mi entrada número 200, que se dice pronto (y eso que parece que fue ayer cuando celebramos la número 100…).

Para hacerlo aún más festivo, el tema de febrero es “Máscaras y Comparsas”, así que podemos decir que el Carnaval ha llegado a Blogersando y tenemos muchas, muchas ganas de celebrarlo con vosotros. Por lo que desde aquí cruzo los dedos para que seáis muchos quienes os unáis a la fiesta y podamos repetir (e incluso aumentar) la maravillosa acogida y participación que tuvimos el mes pasado con los propósitos para el 2015.

La cosa es que yo, cuando pienso en Carnaval, no puedo más que acordarme de Cádiz, tierra carnavalera por excelencia y lugar donde nací, como ya os he contado alguna vez. Yo nunca he sido una loca de estas fiestas, lo reconozco, aunque de pequeña me encantaba disfrazarme y salir a ver la cabalgata, coger caramelos y corretear con los amigos por la plazoleta, porque eso sí, un disfraz me vuelve loca.

Pero eso sí, donde se pongan los carnavales de Cádiz, que se quiten los de Río de Janeiro y hasta los de Canarias (con todo mi amor y respeto). Cádiz es alegría, arte (mucho arte) y fiesta, originalidad, imaginación y verdades como puños disfrazadas de cuplés, pasodobles y estribillos. Es saber sacarle punta a la más rabiosa actualidad, es saber hacer reír y emocionar al mismo tiempo, es encontrar el disfraz perfecto para resultar cómicos y al mismo tiempo darnos qué pensar.

Y todo esto pasa en la calle y en el teatro, porque cada año Cádiz celebra su Concurso oficial de agrupaciones en el Gran Teatro Falla (os dejo aquí enlace a Wikipedia por si algunos no sabéis de qué va la cosa), cuya fase de semifinales dará comienzo el próximo lunes 9 de febrero, por lo que si sois carnavaleros os recomiendo conectar con el evento.

De todo esto surge mi ilustración para la entrada de hoy, en forma de Arlequín de los que cantan en los Coros del concurso (que son el tipo de agrupación favorita de mi madre, aunque a mí me tiran más las comparsas).

Antes de despedirme os tengo que pedir encarecidamente que visitéis las entradas de mis compañeros de Blogersando (aquí), porque no pueden ser más maravillosas, así como las de todos los participantes de este mes, que yo misma tengo mucha curiosidad por descubrir. Recordad que la fiesta de ideas estará abierta hasta las 23.00 horas para todos los que queráis participar en nuestro encuentro.

¡Y ahora sí, que comience el Carnaval!

P.D. Mi #PlayItLoud de hoy va para mi comparsa favorita de todos los tiempos, Los Piratas, de Martínez Ares, que ganó el concurso en la modalidad de comparsas allá por el año 1998 (casi ná). Recomendadísimo.

fin post-

Calendario ilustrado – Febrero 2015

Calendario febrero 2015 craft&music#PlayItLoud!

¡Extra, extra! ¡Vuelven los calendarios descargables! No sé si alguien más a parte de mi madre, que me lo preguntó allá por el 2 de enero, se ha dado cuenta, pero cierto es que el primer mes del año se quedó sin el suyo. No me lo tengáis en cuenta. Las Navidades, las vacaciones, la desconexión, todo se unió y cuando vine a darme cuenta ya era tarde (señora).

Así que, tal y como ocurriera en el 2014, el año en descargables empieza en febrero. Para esta temporada cambiamos un poco la temática basada en las chicas del calendario y rescatamos ilustraciones que en su día protagonizaron alguna entrada y que ahora vuelven adecuadas al mes al que acompañan.

Por eso para febrero, el mes del amor por excelencia, recuperamos la historia de la jirafa y la cebra, porque lo único realmente imposible es aquello que no se intenta. Así que a luchar un poquitín por nuestros sueños, que igual no se cumplen exactamente como los dibujamos en nuestra cabeza, pero seguro que aprenderemos un montón por el camino. ¡Ah! Y este año incorporamos también frase que acompañe la temática del mes.

La mecánica para descargar el calendario no cambia con los años. Como de costumbre, basta con hacer clic sobre la imagen para acceder a su tamaño completo y guardar en el ordenador para darle el uso que os plazca. De fondo de escritorio, con una chincheta sobre el corcho de la pared o con imán en la nevera.

Espero que os guste y os sirva para dar buena cuenta de los días y, como siempre, si os lo descargáis, me haréis muy felices si me dejáis aquí abajo un comentario para contarme qué os ha parecido.

¡Pasad un fin de semana genial y nos leemos el lunes!

fin post-